ASIA/PAKISTÁN - El secuestrador de la católica Arzoo Raja acusado de violación; los abogados piden al tribunal que agregue más cargos

viernes, 11 diciembre 2020 minorías religiosas   mujeres   discriminación   matrimonio   niñas esposa   niños   libertad religiosa   conversión   violencia   persecuciones   derechos humanos  

Karachi (Agencia Fides) - La batalla judicial continúa en el caso de Arzoo Raja, la chica católica secuestrada, convertida por la fuerza al islam, obligada a una boda islámica en octubre pasado, luego liberada por la policía y que ahora vive en una casa familiar, bajo control de asistentes sociales. Un tribunal de primera instancia de Karachi ha formalizado las acusaciones en El Cairo contra el secuestrador de Arzoo Raja, el musulmán Azhar Ali, acusándolo de violar la ley que prohíbe el matrimonio infantil, que prevé hasta dos años de prisión; otro delito que se le atribuye es el de la violación, que prevé una pena de prisión no menor a 10 años y, en algunos casos, incluso la pena de muerte. Así lo ha comunicado a Fides el abogado Mohammad Jibran Nasir, que defiende a la familia Arzoo, tras las órdenes judiciales emitidas el 9 de diciembre.
El abogado Mohammad Jibran Nasir señala a Fides: “Después de la audiencia del 9 de diciembre, el magistrado agregó al juicio algunos acusados más, como el hermano y un amigo de Azhar Ali; el religioso islámico que celebró el matrimonio precoz; dos testigos del matrimonio; el abogado y su asistente que ayudaron a Azhar Ali a preparar documentos falsos”.
“Apreciamos que el magistrado haya examinado el asunto con mucho cuidado”, dice el abogado Nasir. Sin embargo, la familia presentará una petición al juez por los delitos de seducción de un menor para ser considerado como un cargo de Azhar Ali; secuestro de una persona menor de 14 años; secuestro y crueldad hacia menores; abuso sexual de menores de 18 años; falsificación de documentos.
Los abogados, la familia de Arzoo y toda la comunidad cristiana esperan que el proceso pueda terminar con una sentencia ejemplar, para que estos casos de secuestro y conversión forzada, generalizados en la sociedad pakistaní porque generalmente quedan impunes, puedan encontrar protección en los tribunales: de esta forma podemos contribuir a erradicar el fenómeno.
Arzoo Raja, de 13 años, fue secuestrada, obligada a convertirse al islam y obligada a casarse con su secuestrador Azhar Ali el 13 de octubre de 2020 (véase Fides 21/10/2020) y, después de una serie de audiencias, el Tribunal Superior de la provincia del Sindh la liberó declarando ilegal su matrimonio y ordenando continuar el proceso contra el secuestrador Azhar Ali ante un tribunal de primera instancia (véase Fides 23/11/2020). Actualmente Arzoo Raja sigue viviendo en un albergue, una institución estatal, donde se le permite recibir a las personas que quiere, incluidos sus padres, quienes piden el regreso definitivo de la niña a su familia.
(AG-PA) (Agencia Fides 11/12/2020)


Compartir:
minorías religiosas


mujeres


discriminación


matrimonio


niñas esposa

niños


libertad religiosa


conversión


violencia


persecuciones


derechos humanos