ASIA/FILIPINAS - El obispo: “Lloramos por los dos estudiantes católicos, pero Marawi será reconstruida"

miércoles, 25 octubre 2017 política   asistencia humanitaria   desplazados   islam   terrorismo   violencia   minorías religiosas   cristianismo   paz   isis   derechos humanos  

Marawi (Agencia Fides) – “Hoy experimentamos sentimientos contrastados, estamos felices por el final del conflicto en Marawi porque se abre una nueva era de esperanza. Pero estamos de luto por la muerte de dos estudiantes católicos mientras estaban prisioneros, durante los bombardeos aéreos en la ciudad. Por suerte otras tres mujeres católicas, capturadas junto con el p. Chito Soganub mientras estaban en la catedral, han sido liberadas y están a salvo. Ahora pensaremos en la reconstrucción de la catedral pero, sobre todo, en la reconstrucción física, psicológica y espiritual de nuestra comunidad católica: las vidas de los fieles han sido trastornadas, las familias se encuentran desplazadas y deben reconstruir sus casas y recuperar sus medios de subsistencia. Saldremos al encuentro de nuestros 2.000 fieles católicos en Marawi para ayudarlos a organizar su regreso a la ciudad y que puedan reanudar sus vidas”: así lo explica a la Agencia Fides el obispo Edwin de la Peña, que dirige la Prelatura Apostólica de Marawi, tras el asedio en el que el ejército filipino ha luchado contra 800 yihadistas que el 23 de mayo invadieron la ciudad, provocando la fuga y el desplazamiento de más de 200 mil personas.
En los últimos días, el obispo se ha reunido con la familia de Sam Mangumpit, uno de los dos estudiantes católicos que han perdido la vida en Marawi. “He visto gente con una gran fe y un espíritu de resistencia que es fruto de la fuerza del Espíritu de Cristo Resucitado”, ha comentado el obispo a la Agencia Fides. Viendo “el bien que Dios sabe sacar del mal”, Mons. De la Peña señala: “La guerra ha generado una enorme movilización de buena voluntad, de apoyo y solidaridad hacia nosotros, en Filipinas y en el exterior. Creo que la catedral se reconstruirá con fondos y contribuciones locales. El gobierno nos ha incluido como receptores de fondos para la reconstrucción, pero no creo que lo necesitemos para la catedral”.
“Estoy contento y muy animado, - agrega el Obispo -, por las iniciativas de muchas organizaciones que están haciendo todo lo posible para recaudar los fondos necesarios para la difícil tarea de reconstruir Marawi y, sobre todo, reconstruir la vida de la comunidad. Todos queremos contribuir a construir una paz duradera. Entre los musulmanes y los cristianos de Marawi, después de esta experiencia de sufrimiento compartido, el vínculo de amistad, solidaridad y apoyo mutuo se ha fortalecido enormemente. Esto da esperanza”.
Y aunque después de cinco meses exactos, el 23 de octubre, el gobierno filipino ha declarado oficialmente el final de los enfrentamientos armados con los militantes islámicos en Marawi, “el extremismo islámico sigue siendo una amenaza para Mindanao”, ha declarado el cardenal Orlando Quevedo, arzobispo de Cotabato. “No se excluye que los militantes puedan atacar o pensar en construir el Califato en otras áreas de Mindanao”, ha explicado el cardenal al concluir una reciente asamblea de líderes católicos de Mindanao, que se ha celebrado en Davao. Los grupos yihadistas como Bangsamoro Islamic Freedom Fighters y Abu Sayyaf, que han jurado lealtad al Estado Islámico (Isis), continúan reclutando jóvenes en la región. Es por eso que el gobierno “debe continuar vigilando el terrorismo y la violencia”, ha agregado.
En su asamblea, los obispos también han discutido sobre la ley marcial vigente en toda la isla de Mindanao y, como ha informado el cardenal, no han pedido al presidente Duterte que la suspenda porque: “hay mucho temor en las comunidades católicas, sabemos que la ley marcial es una herramienta para combatir el terrorismo y es una medida que debe ser temporal; por ahora no se ha informado de hechos o abusos para solicitar la suspensión inmediata”, ha dicho para terminar el Cardenal Quevedo. (PA) (Agencia Fides 25/10/2017)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network
política


asistencia humanitaria


desplazados


islam


terrorismo


violencia


minorías religiosas


cristianismo


paz


isis


derechos humanos