ASIA/PAKISTÁN - Los obispos: “El aumento de la violencia contra las minorías religiosas es alarmante. Que el gobierno proteja sus derechos”

miércoles, 29 mayo 2019 derechos humanos   libertad religiosa   minorías religiosas   sociedad civil   islam   hinduismo   cristianismo  

Lahore (Agencia Fides) – “En las últimas semanas ha habido un aumento alarmante de los episodios de violencia dirigidos contra las minorías religiosas. Condenamos enérgicamente la agresión contra las minorías por su fe. Estos ataques son intolerables: el estado debe brindar protección y seguridad a todos los ciudadanos”. Es lo que afirma una declaración enviada a la Agencia Fides por la Comisión Nacional Justicia y Paz (NCJP) de la Conferencia Episcopal de Pakistán.

Entre los incidentes mencionados, se encuentra la profanación de cruces en las tumbas en un pueblo cristiano (Antonioabad) cerca de la ciudad de Okara. También el 14 de mayo, un cristiano de 36 años, Javed Masih, fue asesinado por su empleador musulmán en la aldea de Chak 7, cerca de Faisalabad. El cristiano había decidido cambiar de trabajo. El 27 de mayo de 2019, un médico hindú, Ramesh Kumar, fue acusado de presunta blasfemia después de que un hombre afirmara que había suministrado medicamentos envueltos en un papel que en el que “había impreso versos del Corán”. El médico fue detenido por la policía para que no fuera linchado por la multitud.

Hablando sobre la situación, la Comisión Justicia y Paz pide al gobierno que “adopte inmediatamente medidas para garantizar la seguridad de las minorías en conformidad con el artículo 36 de la Constitución de Pakistán”. “El gobierno debe garantizar que los autores de estas violaciones sean procesados y aplicar la decisión de la Corte Suprema de 2014 en la que se ordena al ejecutivo que promueva y proteja los derechos legítimos de las minorías religiosas”, dice la declaración. El texto exige una atención especial “a la seguridad de las propiedades de las minorías y los lugares de culto”.

El arzobispo Joseph Arshad, presidente de la Conferencia Episcopal de Pakistán, condena los episodios de violencia y afirma en la declaración: “Rezo por las víctimas en especial por el alma de Javed Masih y su familia. Insto al gobierno a tomar las medidas necesarias para garantizar la seguridad y capturar a los responsables de tales incidentes”.

“Este tipo de ataques no son aceptables y representan una seria amenaza para la supervivencia de las minorías en Pakistán. Hacemos un llamamiento a la implementación del Plan Nacional de Acción para los Derechos Humanos para salvaguardar los derechos de todos los ciudadanos de Pakistán de cualquier credo”, señala el padre Emmanuel Yousaf, Director Nacional de la NCJP.

Cecil Shane Chaudhry, director ejecutivo de la Comisión, añade: “Los miembros de las minorías religiosas todavía son considerados como ciudadanos de segunda clase en Pakistán. Todavía luchan por sus derechos fundamentales que aún deben ser garantizados por el estado”.
(PA) (Agencia Fides 29/5/2019)


Compartir: