ASIA/MYANMAR - Llamamiento del Cardenal Bo: “Alto a los conflictos con las minorías étnicas, urge una negociación”

martes, 18 octubre 2016 minorías étnicas   minorías religiosas   violencia   guerras   paz   justicia   diálogo  

Refugiados Kachin

Yangon (Agencia Fides) – En los estados de Kachin, Karen y Arakan han estallados nuevos brotes del conflicto civil entre grupos armados de las minorías étnicas y el ejército birmano, justo después de la conferencia nacional sobre las minorías étnicas organizada en septiembre por el gobierno de Birmania. Estas circunstancias han alarmado enormemente al cardenal arzobispo de Yangon Charles Maung Bo, que ha hecho un llamamiento urgente a la nación: “Hace pocos meses – se lee en el texto de llamamiento enviado por el Cardenal a la Agencia Fides – Myanmar brillaba como una ciudad colocada sobre un monte. Por primera vez en 50 años todas las partes en conflicto se han reunido para la conferencia de paz llamada la ‘conferencia de Panglong del 21° siglo’. El mundo se ha alegrado ante la esperanza de paz y la iglesia en Myanmar ha acogido calurosamente esta conferencia. Pero los últimos eventos han creado grandes preocupaciones de que se trate de un falso amanecer de paz”.
“Estamos profundamente preocupados – señala el Arzobispo – ya que el conflicto ha estallado poco después de la conferencia. ¿Se hace guerra por la paz? La guerra por la paz es una ilusión. Si el ejército perseguir el conflicto con el objetivo de debilitar a los grupos armados... ¿que pasa por la mente de los generales? Y ¿que pasa por la mente de los líderes de los grupos armados?”.
El Cardenal recuerda a los miles de refugiados, a “las mujeres y niños hambrientos”. “Esto es inaceptable”, explica, invitando a “permitir de inmediato que las organizaciones humanitarias puedan llegar hasta los desplazados”. “Instamos a todos los grupos a regresar a la paz” en el espíritu del encuentro y de la negociación. “Sólo hay un camino hacia la libertad de la nación y la paz es el camino. El tiempo de soluciones violentas ha terminado. Somos una democracia. ¿Porque se continúa con la guerra?” se pregunta el Cardenal.
“Myanmar es una tierra sagrada donde la religión sigue siendo un faro para todas las personas. Esta nación se ha construido sobre bases religiosas. Por lo tanto, para apoyar la paz, necesitamos involucrar a los líderes religiosos como parte activa de todas las iniciativas de paz”, señala el cardenal, invitando a considerar “estos líderes como facilitadores de la paz a nivel de las comunidades” y dando la plena disponibilidad de los obispos de Birmania para promover actividades relacionadas con las negociaciones, la paz, la resolución de los conflictos a través del diálogo pacífico. “Permitid que la peregrinación de la paz que comenzó con la conferencia de Panglong continúe”, concluye el texto (PA) (Agencia Fides 18/10/2016)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network
minorías étnicas


minorías religiosas


violencia


guerras


paz


justicia


diálogo