ASIA/BANGLADESH - “Perdonadnos”, dice la población bengalí después de la matanza en Dhaka

martes, 12 julio 2016 perdón   islam   terrorismo   violencia   política internacional   internet   institutos misioneros  

Facebook

Dhaka (Agencia Fides) - Al local de Dhaka, donde el pasado 1 de julio los terroristas masacraron a 22 personas, han llevado flores, entre las cuales una corona anónima, con dos palabras escritas en la cinta: "Forgive us", es decir, perdonadnos. “Creo que expresa el sentimiento dominante, que prevalece en muchos habitantes de Bangladesh tras la masacre. Asombro, incredulidad, miedo, preocupación por sí mismos y por el país, y también la sensación de que esos jóvenes han violado a Bangladesh y la imagen que tiene de sí misma. La percepción de la realidad ahora es diferente, está llena de angustia: somos capaces de esto”: dice el p. Franco Cagnasso, misionero del Pime en Bangladesh, reflexionando sobre la situación después de la masacre.
El misionero, que escribe en un blog titulado “Fragmentos de Bengala”, recuerda al joven Faraaz Ayaaz Hossain, atrapado por los terroristas con los demás, luego liberado porque había sabido recitar partes del Corán. “Podía marcharse, pero se quedo para compartir el destino de dos amigas, retenidas porque estaban vestidas como occidentales, y fue asesinado junto a ellas. Él también era bengalí, era musulmán. Su elección es casi un bálsamo que suaviza la angustia por las atrocidades que estamos presenciando”, dice el misionero.
El análisis del p. Cagnasso cita el fenómeno de las madrasas (escuelas coránicas), incubadoras del odio y la violencia, pero también recuerda que los terroristas eran de familias ricas, que no han estudiado en las madrasas, sino en prestigiosas universidades privadas e internacionales. Según fuentes locales, hay cerca de 300 estudiantes universitarios y jóvenes licenciados que han desaparecido en el último año y que pueden estar entre los nuevos miembros radicales de alto nivel cultural. “Todas las formas más radicales de las ideologías totalitarias y violentas, en todo tiempo y en todos los países, han tenido en sus vértices a personas instruidas, con una gran cantidad de malos maestros en el mundo universitario. Y luego entra en juego el factor de internet que, lamentablemente, ha abierto la puerta a los peligros de telefanatismo, el fanatismo propaga a través de la red”, concluye señalando los tres elementos clave para entender el fenómeno del terrorismo en Bangladesh: madrasas, universidad, Internet. (PA) (Agencia Fides 12/7/2016)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network