EUROPA/ALEMANIA- “No te dejaré ni te abandonaré" es el lema de la campaña de las Obras Misionales Pontificias para el mes de octubre centrada en el tema VIH/SIDA en África oriental

viernes, 6 octubre 2006

Aachen (Agencia Fides) - El mes de octubre es para la Iglesia católica el mes de la misión, en el que se busca recordar la recíproca responsabilidad de solidaridad de las Iglesias locales y el mandato de Jesús de proclamar el Evangelio en todo el mundo. “No te dejaré ni te abandonaré (Gs 1,5)", es el lema de la campaña de las Obras Misionales Pontificias ("missino") para el mes misionero de octubre de 2006. Con la campaña este año "missio" quiere sensibilizar a todos los católicos y la opinión pública en general sobre el drama que viven las personas que sufren el SIDA en África oriental. Cada día mueren cerca de 8.000 personas de Sida. Millones de huérfanos han perdido a sus padres por esta enfermedad. Ningún continente sufre tanto a causa de la pandemia como África.
Durante el mes de octubre muchas personas procedentes del África oriental ilustrarán en todas las diócesis alemanas la situación de su tierra y participarán en iniciativas y celebraciones para hacer así presiente la "Iglesia universal". Entre los invitados figuran el Presidente de la asociación de las Conferencias Episcopales del África del este (AMECEA), Su Exc. Mons. Paul K. Bakeyenga, Arzobispo de Mbarara (Uganda), otros muchos Obispos procedentes de diversos países del África del Este, religiosos, religiosas y laicos católicos comprometidos en la lucha contra el VIH/SIDA en aquella región. En el cuadro de la campaña para el mes misionero también están previstas iniciativas específicas para niños, jóvenes y adolescentes. Las Obras Misionales Pontificias ponen a disposición materiales específicas y múltiples informaciones en su sitio Internet.
En un llamamiento conjunto que será leído en todas las Misas el domingo el 15 de octubre del 2006, los Obispos alemanes recuerdan en particular la Jornada de las Misiones que será celebrada en todo el mundo el domingo 22 de octubre. Los Obispos subrayan que es sobre todo la atención particular hacia el que sufre lo que hace visible que el Dios en quien nosotros creemos es Amor, como enseña el Santo Padre Benedicto XVI en su encíclica. "La Iglesia misionera es también siempre una comunidad que cura", escriben los Obispos. Invitando después a los fieles a la oración y a apoyar las Obras Misionales Pontificias, afirman: "¡Damos un motivo a los hombres de dar las gracias Dios por su vida y su salud! ".
Estamos convencidos de poder dar con la transmisión de la fe una contribución importante a la lucha contra VIH/SIDA" escribe el Director nacional de missio Aachen, P. Hermann Schalück, en su presentación de la campaña, recordando las palabras del Papa Benedicto XVI quien ha dicho, con ocasión de su reciente visita en Alemania: "la evangelización debe tener la precedencia,… para que, por ejemplo, el SIDA pueda ser combatido afrontando realmente sus causas profundas…El hecho social y el Evangelio son sencillamente inseparables entre ellos", Homilía del Santo Padre en Munich el 10 de septiembre de 2006. "Acompañar a los enfermos de Sida y apoyar a todos los que trabajan en su favor es la tarea de una Iglesia misionera. Ellos deben poder experimentar qué quiere decir Dios cuando dice “no te dejaré ni de abandonaré", subraya el Director Nacional de las Obras Misionales Pontificias. (MS) (Agencia Fides 6/10/2006 - Líneas: 40 Palabras: 547)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network