ASIA/PAKISTÁN - Derechos humanos y libertad religiosa para construir un Pakistán tolerante e inclusivo

lunes, 14 octubre 2019 derechos humanos   libertad religiosa   libertad de conciencia   política   sociedad civil   sociedad   diálogo  

Karachi (Agencia Fides) - Es necesario desarrollar una nueva cultura nacional para hacer que Pakistán sea más tolerante e inclusivo para los miembros de todas las religiones. Es la petición de activistas de la sociedad civil durante un seminario organizado en Karachi por el “Center for Social Justice” (CSJ) sobre libertad religiosa y los derechos humanos en Pakistán.

Estudiantes, activistas, miembros de ONG, políticos y líderes de minorías religiosas subrayaron la necesidad de fomentar la armonía interreligiosa en el país y destacaron los obstáculos al respeto de los derechos humanos en Pakistán.

“A pesar de tener numerosas leyes en la Constitución que garantizan la libertad social, cultural y religiosa para las minorías, no se respetan plenamente esas leyes”, lamentó el director ejecutivo de CSJ, el católico Peter Jacob. “En general, la libertad religiosa es incuestionable a nivel legal pero se debe crear una narrativa nacional amplia para promoverla realmente en la vida social en Pakistán”.
“Necesitamos otro 'Paigham-e-Pakistan' (una declaración pública del gobierno), con todas las partes involucradas, -incluidas la sociedad civil, las minorías, las mujeres, los educadores y estudiantes-, para desarrollar esta narrativa. Algunos de los problemas que afrontamos son el resultado de cuestiones de carácter religioso. Es necesario desarrollar una voz firme para hacer que Pakistán sea más tolerante e inclusivo”, añadió Jacob.

Mahnaz Rahman, líder de la Fundación Aurat reiteró: “El fundador de Pakistán, Ali Jinnah, soñó con un país en el que todos estuvieran incluidos y con los mismos derechos. La religión es una elección personal y debe ser respetada”, indicó perfilando el concepto “ciudadanía” como una idea clave para todos, independientemente de su condición social, cultura, fe, sin discriminación.

El fundador de la “Comisión Interreligiosa para la Paz y la Armonía”, presente en el seminario, el líder islámico Allama Muhammad Ahsan Naqvi, reiteró su deseo de “unidad con nuestros hermanos hindúes y cristianos” y aseguró estar “a la vanguardia de la protección de sus derechos” porque “es esencial que cada uno de nosotros haga su parte por la prosperidad del país, dejando de lado a los que siembran el odio para dividirnos”.

Por su parte, el profesor Riaz Shaikh,de la Universidad de Punjab, recordó la importancia del artículo 20 de la Constitución de Pakistán, que trata sobre los derechos de los ciudadanos paquistaníes, afirmando que “un modelo inclusivo es esencial para sacar al país de la oscuridad”.

“La autocrítica es vital para abordar el problema. Debe haber una razón por la cual, desde la fundación de Pakistán, el número de no musulmanes se ha reducido del 25-30% a un mero 3% ". “Debemos reconocer que la religión se ha utilizado en nuestra sociedad como una herramienta para resolver disputas y obtener beneficios. La intolerancia se ha convertido en un gran problema, difícil de manejar”.

Los exponentes de las minorías religiosas, hindúes y cristianos, han reiterado que “se sienten plenamente paquistaníes, cercanos a la patria” y “quieren ser aceptados como paquistaníes porque este país es nuestro hogar”.
(PA) (Agencia Fides 14/10/2019)


Compartir: