ASIA/IRAQ - “Campo de reeducación” para las familias de los yihadistas establecido en un pueblo cristiano de la Llanura de Nínive

martes, 18 julio 2017 yihadistas   iglesias orientales   oriente medio   derechos humanos   refugiados  

ankawa.com

Bartella (Agencia Fides) – Después de la conquista de Mosul, las fuerzas de seguridad iraquíes han trasladado a un “campo de reeducación” por lo menos a 170 familias con componentes considerados afiliados al Estado Islámico afiliado (Daesh). El campamento ha sido establecido en el pueblo de Bartella, justo en la Llanura de Nínive, donde se concentraban las comunidades cristianas autóctonas, antes de verse forzadas a escapar por la ofensiva yihadista del verano del 2014.
Ya el pasado 19 de junio, el consejo del distrito de Mosul había ordenado la creación de campos donde las familias sospechosas de estar vinculadas a los militantes yihadistas tenían que someterse a los programas de rehabilitación ideológicas y psicológicos para luego, eventualmente ser reintegradas en la sociedad.
El campo de Bartella, a 14 kilómetros al este de Mosul, fue inaugurado el 9 de julio. De acuerdo con informes de Human Rights Watch, las operaciones de búsqueda y deportación de las familias de presuntos yihadistas han estado marcadas por abusos y violencia, en una especie de castigo colectivo que no distingue entre los verdaderos seguidores de la ideología y los que simplemente se sometieron al “nuevo orden” impuesto en los territorios conquistados por el Estado Islámico.
El campo establecido en Bartella tiene capacidad para 2800 familias. Según los testimonios de los trabajadores humanitarios que han podido visitar el campo, hasta ahora aloja casi exclusivamente mujeres, adolescentes y niños, incluidos muchos adolescentes sin padres. La estructura tiene un centro de salud, pero por el momento está completamente desprovisto de servicios de asistencia psicológica y educativa para los niños y sus madres.
Bartella, conocido como un centro tradicional de asentamiento de la comunidad cristiana siro-ortodoxa, ha sido recuperada de manos del Daesh en octubre de 2016, y ahora para garantizar la seguridad del territorio se ha creado la Unidad de Seguridad de la Llanura de Nínive, milicia local compuesta también por muchos cristianos. (GV) (Agencia Fides 18/7/2017)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network