ASIA/FILIPINAS - Los musulmanes filipinos son victimas del Isis: no hay guerra de religión

miércoles, 21 junio 2017 islam   islam político   terrorismo   diálogo   derechos humanos   minorías religiosas   libertad religiosa   guerras   isis  

Zamboanga city (Agencia Fides) – “No se debe subestimar el dominio ideológico del Isis entre los jóvenes musulmanes filipinos, pero la gran mayoría de los musulmanes en Mindanao no respalda al Califato, no quiere la violencia. Y los musulmanes de Marawi son las primeras víctimas de ISIS”. Así los analiza para la Agencia Fides el p. Angel Calvo, un misionero claretiano español, que lleva 40 años en Mindanao, en el sur de Filipinas, trabajando en Zamboanga en la “Interreligious Solidarity Movement for Peace”, que promueve programas educativos y la coexistencia pacífica de las comunidades cristianas y musulmanas. Esta mañana un grupo de 300 militantes del grupo yihadista “Bangsamoro Islamic Freedom Fighters” atacó el pueblo de Malagakit, en la provincia de Cotabato del Norte, irrumpiendo en una escuela, y luego retirándose ante la respuesta de los militares, pero sin rehenes.
Vivimos en un clima de inseguridad en Mindanao, explica el p. Angel Calvo a la Agencia Fides: “La acción terrorista en Marawi y ahora el ataque de Cotabato del Norte han sido una sorpresa: de hecho son territorios controlados por Moro Islamic Liberation Front, el movimiento que está en conversaciones con Manila. Pero la supervivencia durante los últimos 26 años de grupos terroristas como Abu Sayyaf es importante y hace plantearse algunas preguntas. Hoy la re-activación de la ideología radical, gracias al Estado Islámico, puede tener influencia sobre los jóvenes en Mindanao y volver a abrir el flagelo de la violencia generalizada, gracias a la propaganda que se hace en algunas madrazas. El grupo 'Maute' que ha ocupado Marawi unió a los miembros de Abu Sayyaf y a otros combatientes extranjeros formados en el extranjero. Además, la red cuenta con el apoyo de narcotraficantes que aportan fondos y armas”.
La situación es bastante compleja, dice el misionero, recordando las antiguas y nuevas reivindicaciones: “Algunos jóvenes yihadistas de Marawi, apasionados ideológicamente, han dicho que están dispuestos a morir luchando. Es difícil para el ejército resolver una situación similar. No sabemos cuál es el impacto psicológico que este incidente tendrá en las personas, y se tendrá que reconstruir Marawi, que ahora está en ruinas. Una cosa que si que se puede decir con certeza es que los musulmanes son las primeras víctimas de los yihadistas, tanto y junto con los cristianos. Entre cristianos y musulmanes en Mindanao no hay guerra religiosa sólo el deseo común de construir la paz y la convivencia”. (PA) (Agencia Fides 21/6/2017)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network
islam


islam político


terrorismo


diálogo


derechos humanos


minorías religiosas


libertad religiosa


guerras


isis