http://www.fides.org

Asia

2003-09-03

ASIA/SRI LANKA - LA PAZ CAMINA DE LA MANO DE LOS NIÑOS: UN PROGRAMA DE RECONCILIACIÓN PARA MUCHACHOS CINGALESES Y TAMIL PUESTO EN MARCHA POR LOS JESUITAS EN EL NORTE DEL PAÍS

Batticaloa (Agencia Fides) – La paz se construye a partir de pequeños gestos; lo piensan los padres jesuitas de Batticaloa, localidad en el norte de Sri Lanka (Ceilán), en una zona de mayoría tamil, durante muchos años al centro de la violencia y de los enfrentamientos entre el ejército regular y los guerrilleros tamil.
“En Batticaloa se está cumpliendo el milagro de la reconciliación”, explica a la Agencia Fides el padre jesuita Paul Satkunanayagam que, en colaboración con la Universidad de Canadá, ha puesto en marcha un programa social que prevé el conocimiento recíproco y la instauración de lazos de amistad entre niños cingaleses y tamil que han vivido en áreas de guerra.
El programa lleva por título “El jardín de las mariposas” y prevé que, por un periodo de nueve meses, niños de edades comprendidas entre los 6 y los 16 años se reúnan en grupos, una vez a la semana, e interaccionen con instrumentos como el teatro, la música, el dibujo, el estudio y la confrontación, bajo la guía de animadores especializados en la formación con el fin de solucionar los conflictos.
El padre Paul explica: “En un ambiente de serenidad y creatividad, los muchachos adquieren, poco a poco, confianza en sí mismos, en los demás y en el mundo, y aprenden a contar historias, recitar, pintar y comunicar los unos con los otros sin prejuicio alguno. La paz –afirma- empieza por los niños, por sus miradas sencillas, capaces de donar afecto y amistad”.
La iniciativa sigue las indicaciones de los obispos de Sri Lanka que, en un reciente mensaje, piden al gobierno y a los tamil que reemprendan, lo antes posible, el proceso de paz, e invitan a todos los ciudadanos a que jueguen un papel activo apoyando esa paz.
La Iglesia, de hecho, en unos momentos en los que el país intenta fatigosamente conseguir definitivamente una paz duradera, organiza programas populares de educación al diálogo, dirigidos especialmente a jóvenes y niños, en las escuelas, las parroquias y las diócesis. Según algunos exponentes de la Iglesia local, el proceso de paz es actualmente posible porque representa el deseo común de toda la población, exhausta después de 20 años de guerra. La Iglesia católica, en particular, al contar con adhesiones entre los dos grupos étnicos, cingaleses y tamil, puede recubrir un papel importante curando las heridas y construyendo nuevas relaciones.
La guerra civil empezó en 1983 y, desde entonces, ha causado más de sesenta y cinco mil víctimas y más de un millón de desplazados. En febrero de 2002 se firmó un alto el fuego y se inauguró un round de conversaciones mediadas por Noruega. Tras una temporánea suspensión de las mismas, momento en que se temía el regreso de la violencia, nuevas sesiones de tratativas se anuncian para el mes de septiembre 2003.
(P.A.) (Agencia Fides 3/09/03)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network