ASIA/INDONESIA - Los obispos al gobierno: “Es urgente una moratoria sobre la pena de muerte”

martes, 13 diciembre 2016 pena de muerte   iglesias locales   política   criminalidad  

Facebook

Yakarta (Agencia Fides) - Los obispos indonesios han pedido oficialmente al gobierno una moratoria sobre la pena de muerte. Según lo referido a la Agencia Fides por el p. Paulus Christian Siswantoko, secretario ejecutivo de la Comisión para la Justicia, la Paz y la Pastoral de migrantes de la Conferencia episcopal católica la de Indonesia, en la carta enviada por el ejecutivo se lee que “es oportuno que el gobierno evalué atentamente la actuación de la pena de muerte, con el fin de conocer el impacto de las ejecuciones capitales, y garantizar que las ejecuciones tengan realmente el efecto que se trata de obtener que es detener la criminalidad”.  En un coloquio con la Agencia Fides, el p. Siswantoko ha reiterado que la iglesia católica ha solicitado más de una vez esta moratoria “pero hasta ahora el gobierno nunca ha escuchado las voces de quienes rechazan la pena capital”.
En una reciente conferencia sobre el tema “Derecho a la vida y pena de muerte en la teología de las religiones”, el p. Siswantoko ha afirmado que “la Iglesia Católica todavía alberga esperanzas de una moratoria sobre la pena de muerte”, citando las razones religiosas pero también las civiles.
De hecho, según el sacerdote, los católicos rechazan la pena de muerte por respeto fundamental hacia la vida, como lo explica la Encíclica Evangelium Vitae de 1995, de Juan Pablo II. Por otra parte “la pena de muerte es contraria a la Pancasila (la carta de los cinco principios subyacentes del estado) y a la Constitución de Indonesia, que afirman la protección de la vida y de los derechos humanos fundamentales”. “Por otro lado se ha demostrado que la pena de muerte no reduce el crimen”. A partir de 2015 han sido ejecutados en Indonesia decenas de presos por delitos de drogas: “¿se ha producido un impacto significativo o efectos disuasivos reales?” se pregunta el sacerdote, señalando que la propagación de las drogas es un fenómeno nacional.
Entre los otros conferenciantes, Gomar Gultom, representante de la “Comunión de las iglesias en Indonesia”  ha confirmado la visión según la cual “la pena capital non tiene ningún efecto a la hora de disminuir la delincuencia y no es un instrumento ético”.  La profesora musulmana Siti Musdah Mulia, docente de la universidad islámica “Syarif Hidayatullah” y secretaria general de la Conferencia indonesia de le “Religiones por la Paz” ha recordado que el Islam enseña los principios del respeto humano y la tutela de actos de discriminación, explotación y violencia. “La pena de muerte es incompatible con las enseñanzas religiosas y las creencias que veneran la importancia de la vida, preservándola como la mayor bendición de Dios creador. El Islam enseña la dignidad de los seres humanos como los seres más perfectos de Dios. La pena de muerte es una afrenta a la grandeza y a la omnipotencia de Dios”. Por último, ha dicho “la pena de muerte es incompatible con los valores de la democracia y los principios de los derechos humanos”. (PP-PA) (Agencia Fides 13/12/2016)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network