AFRICA/MOZAMBIQUE - El Presidente Nyusi se reúne con los responsables de las instituciones financieras internacionales, mientras crece la alarma por corrupción

viernes, 16 septiembre 2016 economía   corrupción  

Maputo (Agencia Fides) - “Estamos muy preocupados por el impacto de la crisis en uno de los países más pobres del mundo” afirma en una nota enviada a la Agencia Fides, Eric LeCompte, director ejecutivo de la Coalición Religiosa para el desarrollo Jubilee USA, al comentar el giro de reuniones urgentes que el Presidente de Mozambique, Filipe Nyussi, está teniendo en Washington con los jefes de las dos principales instituciones financieras internacionales, la directora del Fondo Mundial Internacional (FMI), Christine Lagarde, y el presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim. El Jefe de Estado de Mozambique también se reunirá con el Secretario de Estado americano, John Kerry y la responsable US AID (States Agency for International Development), Gayle Smith.
“Estas son reuniones de emergencia en tiempo de crisis”, explica LeCompte. Reuniones que resultan necesarias después de que el FMI haya suspendido los préstamos y el Banco Mundial la erogación de las ayudas directas a Mozambique, tras descubrir que el país ha ocultado más de mil millones de dólares americanos de deuda. Tras una evaluación del FMI emerge que Mozambique tiene una deuda equivalente al 86% de la economía y que se ha incrementado del 144% entre 2010 y 2014.
En 2013, algunos bancos internacionales prestaron a Mozambique 800 millones de dólares para construir una flota de barcos de pesca de aguas profundas, pero de estos fondos, más de 500 millones de dólares se han utilizado para comprar armas. Los bancos han prestado otros 600 millones de dólares para la compra de equipos navales, una deuda que ha sido ocultada a las instituciones financieras internacionales. En el país se sospecha que estos fondos han sido gestionados en violación de la transparencia del presupuesto y de las leyes de aprobación de presupuesto.
Mozambique es el noveno país más pobre del mundo, con más de la mitad de la población que vive por debajo del umbral de pobreza. En 2014 pagó 169 millones de dólares en intereses por deudas contraídas en el extranjero, mientras que se estima que el país pierde unos 243 millones de dólares al año debido a la corrupción y la evasión de impuestos.
“Las auditorías son herramientas importantes para los ciudadanos para hacer que los gobiernos sean responsables. También necesitamos mejorar las normas del sistema financiero global de modo que se fomente la transparencia presupuestaria y que se promuevan las operaciones de financiación responsable” concluye LeCompte. (L.M.) (Agencia Fides 16/9/2016)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network