http://www.fides.org

Africa

2003-07-30

AFRICA/CONGO R.D. - A PESAR DE LA UNIDAD QUE EXISTE AHORA EN KINSHASA, LA CUESTIÓN DE ITURI ES PRIORITARIA PARA LA PAZ DEFINITIVA

Kinshasa (Agencia Fides) – “Estamos contentos por la decisión del nuevo gobierno congoleño de enviar una fuerza de policía a Ituri para restablecer el orden, a condición de que sean dotados de los medios adecuados para la misión y que adopten una actitud imparcial sin inclinarse hacia ninguna de las partes” dice a la Agencia Fides un miembro de la Iglesia local del que no damos el nombre por motivos de seguridad. Ituri, región del noroeste de la República Democrática del Congo, se encuentra en el centro de los combates entre al menos 10 grupos de guerrilla locales. Según el ministro Venant Tshipaka, “el gobierno de unidad nacional (que tomó el poder hace pocas semanas en Kinshasa) ha decidido dar la máxima prioridad a la resolución del conflicto en Ituri donde los combates continúan a pesar de la paz y la unidad que existe ahora en Kinshasa”: Para proteger a la población civil la pasada primavera, la Unión Europea de acuerdo con las Naciones Unidas, desplegó una fuerza de interposición en Bunia, cabeza de partido de la región. Las Naciones Unidas tienen ya desde hace tiempo allí un grupo de observadores, en el ámbito de la MONUC (Misiones de las Naciones Unidas en el Congo) pero su presencia no consigue terminar con la violencia que continúa envolviendo al país.
“A pesar de la presencia de las tropas internacionales, continua la tensión en Bunia” confirma a la Agencia Fides el sacerdote. “Se teme la reanudación de los combates y las noticias provenientes de los poblados de alrededor son dramáticas. Continúan los saqueos y las matanzas de la población civil. Nos encontramos frente una situación catastrófica. No hay ni un solo día en que no haya un nuevo masacre como el cometido en Drodo hace algunos días”.
La fuerza de paz europea no tiene permiso para trabajar fuera de Bunia y todo el Ituri es presa de la anarquía. Se calcula que desde mayo unos 200.000 a 350.000 prófugos han abandonado la región.
“La Iglesia vive en las mismas condiciones de la mayoría de la población: Iglesias y misiones saqueadas, sacerdotes y fieles amenazados y asesinados. Nuestra misión, sin embargo, es permanecer al lado de los que sufren a causa de la guerra” dice el sacerdote.
Una señal de esperanza es el hecho de que cinco grupos de guerrilla de Ituri decidieron, el 23 de julio, desarmarse y retirarse . El acuerdo fue negociado por las Naciones Unidas y fue firmado por la Unión de los Patriotas Congoleños (UPC), Fuerzas Armadas del Pueblo Congoleño (FAPC), Frente de nacionalistas e integracionistas, Fuerzas populares para la democracia en el Congo y el Partido para la unidad y la salvaguardia de la integridad en el Congo. (L.M.) (Agencia Fides 30/7/2003 Líneas: 35 Palabras: 471)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network