http://www.fides.org

America

2003-07-22

AMERICA/VENEZUELA - RENOVADO COMPROMISO DE LOS OBISPOS EN LA EVANGELIZACIÓN: UNA LLAMADA A LA CONVERSIÓN Y A LA RENOVACIÓN ESPIRITUAL Y MORAL PARA CONSTRUIR UNA PATRIA FUNDADA EN LA PAZ, RESPETO Y SOLIDARIDAD

Caracas (Agencia Fides) - “El pueblo venezolano vive en el presente sumido en angustia y con incertidumbre ante el futuro. Por eso, los Arzobispos y Obispos de Venezuela, reunidos en la 80ª Asamblea Ordinaria, nos sentimos como pastores, en la necesidad de acompañarlo y, al mismo tiempo, animarle a caminar en la esperanza que conduce a la paz, que es Cristo, ‘Príncipe de la Paz’”. Son las palabras de introducción de la Exhortación final de la LXXX Asamblea Plenaria Ordinaria del Episcopado Venezolano llevada a cabo en Caracas (Venezuela) del 7 al 12 de julio, en la que se han tratado asuntos de enorme trascendencia para el país según afirmó, en la apertura de la Asamblea, Su Exc. Mons. Baltazar Enrique Porras Cardozo, Arzobispo de Mérida y Presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), señalando que “las respuestas, urgentes y decisivas, deben orientarse a la búsqueda de soluciones pacíficas, que destierren el clima de crispación y violencia, a través de acuerdos de buena fe y con reglas de juego claras”.
Comienza el documento conclusivo de la Asamblea poniendo en evidencia la grave situación política y socio-económica en que se encuentra actualmente Venezuela, donde “se ha deteriorado la paz y la convivencia lo que ha conducido a los venezolanos al desaliento y a un creciente pesimismo en el porvenir de la nación”. Señalan los Obispos las diversas causas de esta situación como son el aumento de la pobreza y el paro, crecimiento de la corrupción, la violencia, los homicidios, el irrespeto a la vida, los secuestros, la violación sistemática de los derechos humanos, la conflictividad y enfrentamientos en el campo político etc...
Ante esta situación los Obispos venezolanos afirman: “La gran tarea que se nos impone en este momento crítico de nuestra historia es la responsabilidad que tenemos de construir una sociedad en paz, fundada en la cooperación, el entendimiento, la solidaridad, la tolerancia y el diálogo por el bienestar de la nación”. Por ello – continua el documento – “ratificamos nuestro compromiso evangelizador para llamar a la conversión y a la renovación espiritual y moral de los venezolanos, creando conciencia acerca de la dignidad de cada persona, la solidaridad y la tolerancia, dejando de lado el egoísmo y el odio que, lamentablemente, se ha sembrado en el pueblo”. Pero para recuperar esta paz - afirman los Obispos - es necesario recuperar la confianza en los poderes públicos y en otras instituciones y es necesario la participación de todos los ciudadanos en la toma de las grandes decisiones a la vez que se debe garantizar la transparencia y el respeto a las decisiones manifestadas con el voto.
Hacen también los Obispos un llamamiento a la exigencia moral del respeto y servicio a la verdad de los Medios de Comunicación, llamados a ser agentes de paz, de justicia y de libertad y, que por lo tanto, juegan un papel importante en la mejora de la situación del país. Y concluye invitando a los venezolanos a “renovar su fe con la esperanza de construir una Patria más justa y más digna”. (RG) (Agencia Fides 22/7/2003 Líneas: 43 palabras: 571)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network