http://www.fides.org

Asia

2012-11-19

ASIA/MYANMAR - Los Obispos: la visita de Obama da esperanza para la democracia y la libertad religiosa

Yangon (Agencia Fides) – “La visita del Presidente Obama es ciertamente un signo muy positivo para el país y será un estímulo para continuar en el camino de las reformas hacia la democracia y la libertad religiosa”: es lo que dice a la Agencia Fides Mons. Charles Bo, salesiano, Arzobispo de Yangon y Secretario General de la Conferencia Episcopal de Mysnmar, al comentar la gira asiática del presidente de EE.UU., Barak Obama, hoy en Myanmar.
El Arzobispo, que es también Presidente de las Comisiones Episcopales para la Formación y para el Diálogo Interreligioso, expresa “la gran esperanza de los Obispos y de todos los cristianos en Myanmar, especialmente en lo que respecta a la libertad”, después de una visita histórica que en el país ha registrado un gran éxito de público. El Presidente Obama se ha reunido tanto con el jefe del gobierno, Thein Sein, como con el líder de la oposición, Aung San Suu Kyi.
El Arzobispo declara a Fides: “La visita ha sido muy amistosa. La multitud ha vitoreado. Creo que el evento es una nota muy positiva en el proceso de desarrollo hacia la democracia. Para algunos, el Presidente Obama tendría que haber esperar un poco más de tiempo antes de realizar este paso. Pero estamos seguros de que se obtendrán beneficios positivos a nivel social y político para la población, también en el campo de la educación y de la asistencia sanitaria”.
Un efecto deseado es el relativo a la libertad religiosa: “En el terreno hay diferentes situaciones - explica a Fides el Arzobispo - pero la tendencia general es positiva. Obama ha hablado de la libertad de culto, que es preliminar a la libertad religiosa plena. Como Obispos, tenemos esperanza. Creo que el gobierno se está moviendo en la dirección correcta en el delicado tema de la libertad. Durante la visita, ha concedido la amnistía a 518 presos, dando una señal de buena voluntad”.
La visita tiene lugar mientras el país está atravesado por graves conflictos étnicos, como el que existe entre el ejército y los rebeldes kachin (en el norte) o entre los grupos budistas y musulmanes Rohingya en el estado de Rakhine. “En estos temas espinosos, no creo que la visita de Obama tendrá un impacto directo e inmediato: se necesita más tiempo, nos enfrentamos a situaciones complejas, en las que la palabra de orden, más necesaria que nunca, es reconciliación: desde aquí hay que partir para sanar esas heridas aún sangrantes y pacificar el país”. (PA) (Agencia Fides 19/11/2012)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network