ASIA/MYANMAR - Minorías étnicas "aún hay disparos, situación de emergencia para los refugiados": la alarma de un Obispo

sábado, 17 diciembre 2011

Banmaw (Agencia Fides) - Aún hay soldados y siguen disparando y matando; los desplazados aumentan y están desesperados; la paz con las minorías étnicas kachin todavía está lejos: es la alarma lanzada por su excelencia monseñor Raymond Sumlut Gam, obispo de Banmaw, que indica en una nota enviado a la Agencia Fides, su preocupación por la gente de su diócesis, en el norte de Myanmar, que durante meses ha sido escenario de combates entre tropas gubernamentales y el "Ejército de la Independencia de Kachin"(KIA).
Según fuentes oficiales, el 10 de diciembre, el presidente, Thein Sein, ordenó al ejército detener la ofensiva militar contra los Kachin (ver Fides 13/12/2011). El Obispo dice a Fides: "Hasta ahora no hemos visto ningún cambio:. Continúan los intensos combates en las zonas remotas y en la región fronteriza de Banmaw, donde hay desplegados miles de soldados, vehículos blindados y helicópteros".
"Muchas personas de la étnica Kachin - explica el obispo - se encuentran atrapados y bloqueados en la frontera, porque son rechazados por China. No pueden escapar, sufren gravemente y son víctimas de la guerra". Al anunciarse la próxima visita en enero a Myanmar del Secretario de Relaciones Exteriores británico, William Hague, monseñor Sumlut Gam hace un llamamiento urgente: "Pedimos a la comunidad internacional y a los gobiernos extranjeros, que detengan la lucha inmediatamente y así se pueda comenzar el camino de la paz y la reconciliación".
Los primeros enfrentamientos se registraron hace seis meses, después de 17 años de alto el fuego entre las dos partes.
A principios de noviembre, la situación empeoró debido a la gran ofensiva lanzada por las tropas del gobierno. El número de desplazados internos sigue en aumento y a fecha de hoy son 57.000. Muchos tratan de cruzar la frontera, otros huyen a las ciudades. Las condiciones de los refugiados "son pésimas, con asistencia humanitaria limitada" y por lo tanto ariesgan la supervivencia, dice el Obispo. Cáritas Banmaw se encarga de cerca de 14 mil personas desplazadas en diferentes campamentos de refugiados, con un gran compromiso por parte de los sacerdotes religiosos y religiosas, como las Franciscanas Misioneras de María. La diócesis cuenta con 29.000 católicos en una población de unos 400.000 habitantes
(PA) (Agencia Fides 17/12/2011)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network