http://www.fides.org

Asia

2004-06-11

ASIA/NEPAL - En misión desde hace 25 años entre los más pobres y débiles de Nepal: el valioso servicio pastoral de las Religiosas de la Caridad de Nazaret - La Iglesia continua trabajando junto a la población, marcada por la guerra y la violencia

Katmandú (Agencia Fides) - Instrucción de niños y jóvenes, apostolado, atención de enfermos y presos, formación profesional de mujeres: son los diversos sectores en los que las Religiosas de la Caridad de Nazaret, que celebran este año los 25 años de presencia en Nepal, trabajan,.
La Congregación es apreciada y estimada por la gente local por el servicio que realiza, en un estilo de vida marcado por la sencillez, oración, caridad, que sigue adelante a pesar de la difícil situación de tensión social que se registra en el país.
El territorio nepalés está completamente militarizado, con puestos de control diseminados por todas partes. Las escuelas están cerradas, por las amenazas de los guerrilleros maoístas. El 2003 ha sido un año difícil para el país, marcado por la violencia. Muchas familias han sufrido asaltos y matanzas. Junto a ellos sigue estando presente la pequeña comunidad católica nepalesa (6.000 fieles de 23 millones de habitantes) que comparte las alegrías y sufrimientos de la gente. El enfrentamiento entre las tropas gubernativas y los rebeldes maoístas ha provocado en el último año más de 9.000 víctimas, entre militares, guerrilleros y sobre todo civiles.
La Iglesia - según ha contado a la Agencia Fides el pro-vicario de Nepal P. Pius Perumana - con sus sacerdotes, religiosas y misioneros, vive junto a la población de Nepal estos sufrimientos. Numerosas instituciones, escuelas, ambulatorios católicos han sufrido chantajes para extorsiones o ataques. A pesar de todo, la pequeña comunidad católica sigue sirviendo a estos pueblos. Hace poco se ha preparado el nuevo Centro Pastoral en Katmandú.
Las primeras Religiosas de la Caridad de Nazaret llegaron a Nepal desde la India en 1979, abriendo una misión en los alrededores de la capital, Katmandú, para asistir a los grupos más débiles como mujeres y niños. Actualmente son 10 las religiosas de la congregación presentes en Nepal.
Las religiosas cuentan que recibieron una calurosa acogida de la gente local y recuerdan las dificultades iniciales para el aprendizaje de la lengua local. Hoy administran en los alrededores de Katmandú una escuela que se llama "Nueva Luz", dónde se acogen también a niños disminuidos mentales y un Centro de formación profesional para mujeres, procedentes de las zonas rurales. Tienen luego otra misión en Dahran, en la parte oriental de Nepal.
(PA) (Agencia Fides 11/6/2004 Líneas: 31 Palabras: 421)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network