http://www.fides.org

Africa

2004-03-22

AFRICA/GRANDES LAGOS - Los ejércitos nacionales, en los que ex enemigos desfilan codo a codo, esperanza de paz para los países de los Grandes Lagos

Roma (Agencia Fides) - La creación de ejércitos nacionales que incluyen miembros pertenecientes a todas las partes en luchas, es una de las condiciones para devolver la paz a los países de la región de los Grandes Lagos. Precisamente en estos días, la Republica Democrática del Congo (RDC) y Burundi han dado vida a las primeras formaciones militares en las que los ex enemigos desfilan codo a codo.
En la RDC, en Kisangani, los soldados del primer batallón integrado por el ejercito nacional, terminaron el pasado 18 de marzo, su formación militar. Se trata de 850 hombres provenientes del ejercito gubernativo (fiel al Presidente Kabila), y de diversos movimientos de guerrilla que actúan en el este del país. Los militares han realizado 6 semanas de adiestramiento común centrado sobre tácticas de mantenimiento de la paz. El gobierno de Kinshasa ha anunciado que el batallón será enviado a Ituri (noroeste del Congo) donde continúan los enfrentamientos entre diversos grupos armados y prosiguen la violencia contra la población civil. En la zona se ha desplegado desde septiembre del 2003, una brigada de 4.000 hombres de la MONUC (Misión de las Naciones Unidas en el Congo). En los próximos meses se formarán otros dos batallones integrados por el nuevo ejercito nacional congoleño.
En Burundi el 16 de marzo, los primeros 200 hombres pertenecientes a las Fuerzas para la Defensa de la Democracia (FDD) llegaron a un campo de adiestramiento en los alrededores de Burundi, al suroeste del país, donde serán preparados para ser integrados en el nuevo ejercito nacional de Burundi. Ha sido el mismo jefe de estado mayor del ejército de Burundi, el general Adolphe Nshimirimana quien ha dirigido el convoy que transportaba a los ex guerrilleros a la base militar. El general ha declarado que se formará a la vez a 800 soldados gubernativos y 400 provenientes de las filas del FDD con el fin de construir una nueva unidad de seguridad, la unidad especial para la protección de las instituciones encargadas de proteger a las personalidades gubernativas.
En base al acuerdo firmado el 16 de noviembre del 2003 en Dar es Salaam, capital de Tanzania, entre el gobierno y el FDD, los ex rebeldes obtiene la vicepresidencia de la República, cuatro ministerios, el 40% de los puestos oficiales del ejercito y el 35% de los de gendarmería. (LM) (Agencia Fides 22/3/2004 Líneas: 30 Palabras: 410)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network