http://www.fides.org

America

2004-03-01

AMERICA/HAITI - Todavía incertidumbre después de la partida de Arístide. Testimonio del responsable local del AVSI

Puerto Príncipe (Agencia Fides) - “La voz cada vez más insistente comenzó a oírse hacia la medianoche del sábado al domingo” refiere a la Agencia Fides Carlo Maria Zorzi, representante en Haití del AVSI (Asociación de Voluntariado para el Desarrollo Internacional). “Aristide lo decidió hacia las cuatro de la mañana del 29 de febrero y firmó su dimisión a las 6 - considerándolo necesario para evitar un baño de sangre - antes de salir en su coche con una escolta de marines americanos que le condujeron al aeropuerto. Ademas de su mujer, Arístide partió con 41 personas de su equipo. Aterrizó en el aeropuerto militar de Santo Domingo para dirigirse después hacia Marruecos, pero le negaron asilo político. El avión hizo escala en Antigua para repostar y tan solo en la tarde del domingo se supo que Panamá le había concedido asilo político provisional”.
Esta es la narración enviada a Fides por Zorzi: “La partida de Arístide es un misterio porque se produjo de forma extraña, el ex presidente no había planificado con tiempo su salida de escena. Continua el misterio en torno al nuevo Presidente de la Republica ad interim, que, como contempla la Constitución se trata de Boniface Alexandre, Presidente de la Corte del Tribunal Supremo. Según lagunas voces parece que hubiera ya firmado la aceptación de su cargo, pero todavía no habría jurado, aunque otros sostienen que ya habría incluso jurado. Ciertamente públicamente no se ha realizado nada, ningún discurso y ningún documento oficial ha salido del palacio nacional. Lo que ha creado un vacío de poder peligroso. El Primer Ministro mantuvo una conferencia de prensa el domingo por la mañana a las 10 para anunciar oficialmente la dimisión de Arístide y estuvo acompañado de Boniface Alexandre quien lanzó un llamamiento a la calma. A los seguidores de Arístide no les ha gustado su salida de escena y se han lanzado a destruir, saquear y a actos de violencia. Según los balances, todavía sumarios, se han encontrado al menos 4 muertos en Puerto Príncipe al final de la jornada y han sido saqueados el Ministerio de Agricultura, la facultad de Agronomía, bancos, fábricas, empresas, tiendas, se han destrozado las redacciones de algunas radios y de una televisión y vaciado e incendiado muchas casas privadas.
Caos, anarquía, desordenes han reinado durante todo el día en una capital todavía en manos de las bandas armadas. Tres Comisarios de Policía han firmado un documento en el que han pedido a los policías el volver vestirse el uniforme con carta de reconocimiento y reemprender el servicio para la defensa de la población y el restablecimiento del orden. Antes de la tarde consiguieron, con mucha dificultad, imponer el alto de queda de las 18 alas 6 de la mañana.
Mientras escribíamos dos Hércules americanos han aterrizado en el aeropuerto de Puerto Príncipe y se espera para mañana el despliegue de un primer contingente americano. Francia debería enviar 1.500 hombres. Han llegado también militares brasileños en defensa de la propia embajada y de todos los extranjeros latinoamericanos residentes en este país. En cuanto a los rebeldes han prometido entrar en Puerto Príncipe esta noche o lo más tarde mañana por la mañana. Ya no habría razones para combatir dado que el objetivo de la captura del Presidente se ha conseguido. Se temen enfrentamientos con las bandas armadas que hoy han asaltado la capital y el despliegue de los marines tendría el objetivo de disuadir de cualquier acto de guerra o de guerrilla en los próximos días... Quizá nos acercamos a la normalización de Haití, no sin dificultades, a pesar de que el ruido de la armas se oiga todavía en estas horas de toque de queda. Permanecer en el puesto con nuestra presencia, en estos momentos tan difíciles, sin heroísmos pero con el debido realismo que impone la situación, encuentra su más alto sentido precisamente en la determinación del compromiso constante y continuo en favor de la población más vulnerable con proyectos de urgencia y de desarrollo. Continuaremos preparándonos para ponernos en acción apenas la situación permita el mínimo de seguridad necesaria para poder trabajar. La espera no será tan larga”. (LM) (Agencia Fides 1/3/2004 Líneas: 49 Palabras: 700)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network