http://www.fides.org

America

2004-03-01

AMERICA/NICARAGUA - “Conversión es acoger con amor a los más pequeños” afirman los Obispos de Nicaragua en el Mensaje para la Cuaresma -Domingo 14 de marzo colecta para los niños abandonados

Managua (Agencia Fides) - “Nos alarma la dolorosa situación de niños que se desmayan en las filas escolares a causa del hambre y de la profunda desnutrición que padecen; de niños que deambulan por las calles, víctimas de las drogas y de los abusos deshonestos”. La Conferencia Episcopal de Nicaragua publicó su mensaje cuaresmal el 25 de febrero, miércoles de Ceniza, en Managua. En línea con el Mensaje cuaresmal de Juan Pablo II, los Obispos invitan a reflexionar sobre la dolorosa situación en la que viven muchos niños nicaragüenses, víctimas de los adultos, de la sexualidad desenfrenada, de la marginación, del abandono y de la ignorancia.
La Iglesia en Nicaragua, consciente de que “uno de los sectores mas débiles de la sociedad son los niños abandonados” destinara lo recabado en la Colecta de Caridad 2004, que se realizará el Tercer Domingo de Cuaresma (14 de marzo) en favor de estos niños.
El Mensaje de los Obispos nicaragüenses señala además que si no hay una sincera conversión a Dios, el corazón humano se vuelve insensible ante el dolor y el sufrimiento. En este sentido los Obispos afirman que “La insensibilidad social es origen de las graves injusticias sociales como la guerra, el apego desproporcionado a las riquezas y al poder, el uso mal intencionado de la justicia como instrumento de venganza política, el odio de clases, las exclusiones sociales, etc” Expresan después su profunda amargura constatando la adopción de medidas económicas estrechas para el pueblo ya muy empobrecido, y también la aplicación de políticas neoliberales que llevan a concentrar el capital en un pequeño grupo, formando una elite opulenta y exclusiva, mientras por otra parte hay una multitud ingente de hombres y mujeres: niños, adultos y ancianos, en una palabra, de personas humanas concretas e irrepetibles, que sufren el peso intolerable de la miseria. “No podemos negar esta realidad. Existen situaciones de miseria que tienen que conmover la conciencia personal y pública, para que los recursos disponibles lleguen a todos”. Otro fenómeno que preocupa a los Obispos es el de las migraciones, especialmente de los campesinos que se dirigen hacia las naciones vecinas a pesar de que a veces son víctimas de malos tratos y discriminaciones.
Los Obispos exhortan por último a asumir con responsabilidad el empeño por los pobres y desean que la Limosna, el Ayuno, la Penitencia y la Oración, típicos de la Cuaresma ayuden a todos a comprometerse a una conversión de santidad y a compadecerse del dolor ajeno mediante la solidaridad y el gesto generoso de la limosna y la comunicación cristiana de bienes. (RZ) (Agencia Fides 1/3/2004 Líneas: 33 Palabras: 456)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network