http://www.fides.org

Europa

2004-01-12

EUROPA/ALEMANIA - LA JORNADA MUNDIAL DE LA JUVENTUD ES UNA EXTRAORDINARIA OPORTUNIDAD PARA RECONOCER LOS SIGNOS DE LOS TIEMPOS Y NUESTRA RESPONSABILIDAD DE RENOVARNOS EN LA FE Y SER IGLESIA MISIONERA: CARTA PASTORAL DE LOS OBISPOS ALEMANES PARA LA JMJ 2005

Berlín (Agencia Fides) – Durante todas las misas celebradas en Alemania el domingo 11 de enero, fiesta del Bautismo del Señor, se leyó una Carta pastoral de los Obispos alemanes para la XX Jornada Mundial de la Juventud, que se celebra en Colonia, en agosto del 2005. El tema elegido es “Hemos venido a adorarle” (Mt 2,2). “Con estas palabras de los Magos de Oriente, el Santo Padre pone en el centro de estos días la vocación de los hombres a buscar, encontrar y adorar a Cristo” escriben los Obispos, invitando a todos a alegrarse por este gran evento. “Durante 10 días, los jóvenes de 16 a 30 años compartirán experiencias de fe, profundizarán en su amor hacia Jesucristo, participarán en la Santa Misa y encontrarán el perdón en el sacramento de la penitencia. Se reunirán como cristianos de diversos países y culturas y poder experimentar así la comunión de la Iglesia extendida por todo el mundo”.
Del 11 al 15 de agosto los jóvenes serán huéspedes de las diócesis alemanas, conocerán el país y la Iglesia local, se dedicaran a las personas en dificultad en la Jornada del compromiso social. Del 16 al 21 de agosto, los jóvenes se reunirán en Colonia para la catequesis que darán los obispos de diversos países, la peregrinación a la Catedral, el Vía Crucis. Está previsto también un gran Festival cultural juvenil. El momento culminante será la solemne Concelebración eucarística presidida por el Santo Padre el 21 de agosto.
“La preparación de este evento constituirá un punto de partida para nuestra Iglesia- escriben los Obispos. La fiesta de hoy del Bautismo de Jesús, que se sitúa al inicio de su vida publica, nos anima: debemos reconocer los signos de los tiempos y nuestra responsabilidad de renovación en al fe y de ser Iglesia misionera. El camino hacia la Jornada Mundial de la Juventud es una extraordinaria oportunidad y una obligación”. El domingo de Ramos de l 2004 la Cruz de la Jornada Mundial de la Juventud, junto con le icono de la Madre de Dios, iniciará su peregrinación en las diócesis alemanas en preparación a este evento de agosto del 2005.
Los Obispos invitan a acompañar la Cruz durante su peregrinación, a empeñarse en la Jornada Mundial de la Juventud haciendo de ella el tema de reflexión en los distintos países y barrios, a planificar las vacaciones del 2005 de modo que “los jóvenes del mundo no encuentren casas o comunidad vacías”. Por último los Obispos invitan a acoger a los jóvenes sobre todo en las casas privadas , pidiendo ya desde ahora la colaboración de todos, y exhortando a la oración para que la Jornada Mundial de la Juventud sea verdaderamente “una gran fiesta de la fe”.
(SL) (Agencia Fides 12/1/2004 Líneas: 37 Palabras: 505)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network