http://www.fides.org

Africa

2003-05-20

AFRICA/TOGO - ALARMA DE LOS OBISPOS POR LA PAZ EN TOGO SI NO SE GARANTIZAN ELECCIONES LIBRES Y DEMOCRATICAS

Lomé (Agencia Fides) – El 1 de junio tendrán lugar las elecciones presidenciales en Togo, país que asoma en el Golfo de Guinea y limita con Ghana, Benin y Burkina Faso. Esta elecciones son importantes porque existen tensiones ligadas a la permanencia en el poder durante 36 años del presidente Gnassingbé Eyadéma. Togo ha estado hasta el momento en el centro de una zona relativamente estable y sería grave que las tensiones políticas internas estallaran en violencia. Precisamente por estos motivos, los Obispos de Togo lanzan un fuerte llamamiento para que las próximas elecciones presidenciales sean verdaderamente libres y democráticas. En un mensaje titulado “En la verdad construimos la paz” los Obispos recuerdan “la imperiosa necesidad de crear las condiciones para una verdadera elección y, por tanto, elecciones efectivamente libres y transparentes”. Los Obispos denuncian también la modificación de la Constitución que permite al presidente ser elegido incluso después de dos mandatos: “Las reglas del juego han sido modificadas en beneficio de una parte que ha cambiado profundamente la ley fundamental elaborada y aceptada por todo el pueblo.. No se puede honestamente afirmar que estas disposiciones hayan reforzado la cohesión nacional. Al contrario, prevalece la inquietud y la impresión general es que la paz y la seguridad están amenazadas”. Los Obispos lanzan un fuerte llamamiento “ a una verdadera conversión. Lanzamos un vibrante llamamiento a los responsables políticos para que se unan de nuevo para establecer las medidas que lleven a la paz verdadera.. que sepan superar sus divergencias, sus intereses egoístas, sus ambiciones personales para privilegiar los intereses superiores de la nación, el bien común, el bienestar de todos los togoleses y la prosperidad de la nación”.
También la Organización No Gubernativa “Franciscans International” lanza un llamamiento a la comunidad internacional para que vigile que las elecciones se realicen correctamente. En un comunicado difundido en Ginebra la ONG franciscana afirma: “las elecciones precedentes de 1993, 1994 y 1998 estuvieron marcadas por intensas violaciones de los derechos humanos. Ante la ausencia de una implicación internacional en el área tales violaciones pueden darse también en las elecciones de este año”.
Por estos motivos, Franciscans Intenational pide a los firmantes internacionales del Acuerdo de Lomé que “ejerzan presión sobre el gobierno togolés para que respete los derechos humanos; ponga en libertad a los prisioneros políticos; garantice la seguridad de la sociedad civil y en particular de los opositores; conceda a todos libre acceso a los medios de comunicación de masas y restablezca el papel de la Comisión Nacional electoral independiente”.
El Acuerdo de Lomé fue firmado después de las elecciones de 1998, impugnadas por la oposición. El acuerdo se alcanzó con la mediación de Francia, Alemania, la Unión Europea y los países de África francófona y compromete a todos los partidos togoleses a crear una Comisión Nacional electoral para garantizar las elecciones libres y democráticas.
En noviembre del 2002 una relación del Comité para los derechos humanos de las Naciones Unidas señaló violaciones de la libertad de expresión y de prensa en Togo.
Togo está gobernado desde 1967 por el Presidente Gnassingbé Eyadéma que durante más de 30 años ha impuesto al país un régimen de partido único, el Rassemblement du Peuple Togolais (RPT). A principios de los años 90 se dio un giro con las primeras elecciones multipartidistas en 1993. La oposición, sin embargo, acusó de fraude electoral a Eyadéma que ha sido reelegido siempre desde 1993 hasta hoy.
En el 2001 Eyadéma anunció que se retiraba de la vida política en el 2003 conforme a la Constitución que prevé solo dos mandatos presidenciales. Pero el 30 de diciembre del 2002 el Parlamento, dominado por el RPT, modificó esta norma consintiendo a Eyadéma presentarse de nuevo a las elecciones.
El principal competidor, Gilchrist Olympo, jefe de la Union des Forces du Changement (UFC) ha sido excluido de la competición electoral. La Comisión Electoral nacional Independiente decidió que Olympo no había presentado certificado de residencia y una declaración reciente de las tasas. La constitución pide entre otras cosas que el candidato presidencial resida en Togo desde al menos 12 meses antes de las elecciones y que tenga renta fiscal en el país. Olympo ha estado en un largo exilio en el extranjero y está de nuevo en el país tan sólo desde el 27 de abril. (L.M.) (Agencia Fides 20/5/2003 Líneas: 57 Palabras: 731)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network