http://www.fides.org

Asia

2003-11-20

ASIA/INDONESIA - PREOCUPACIÓN DESPUÉS DE LA MUERTE DE CRISTIANOS EN SULAWESI CENTRAL: GRUPOS DE EXTREMISTAS QUIEREN REAVIVAR LA VIOLENCIA - ARRESTADO EL RESPONSABLE DEL CENTRO DE INFORMACIÓN DE LA IGLESIA PROTESTANTE. SE QUIERE ATACAR AL SERVICIO DE LA VERDAD

Poso (Agencia Fides) – Cuatro cristianos protestantes asesinados el domingo 16 de noviembre, entre los cuales se encontraba el Pastor Oranje Tadjodja, de 58 años, después de los 10 muertos de octubre; otro Reverendo el P. Rinaldy Damani, responsable del Centro de Crisis de la Iglesia Protestante de Sulawesi central está arrestado con la acusación de detención de armas; episodios de violencia por las calles; voces insistentes por la presencia de guerrilleros de la Jemaah Islamiyah, deseosos de reavivar un conflicto religioso; estacionamiento de un contingente militar de 3.200 hombres para prevenir el estallido de desordenes. Este es el cuadro actual de la situación en el área central de Sulawesi, gran isla al Este del Archipiélago indonesio, donde los líderes de la Iglesia católica , la gente común y las autoridades civiles han expresado preocupación ante la posibilidad de que se inicie de nuevo un conflicto civil, como el del 2000, en el que murieron 1000 personas.
La zona de Sulawesi central está formada por una red de pequeñas ciudades, poblados y pequeños centros humanos cercanos al mar. Los dos centros principales de la isla Manado (Sulawesi septentrional) y Makassar (Sulawesi meridional), están a 1000 Km de distancia. Después de los primeros episodios de violencia, el gobierno indonesio envió a Poso – pequeña ciudad donde han sido matados los cristianos - un contingente militar que cuenta con 3200 hombres. Fuentes locales de Fides refieren que las fuerzas de seguridad escoltan los autobuses que atraviesan la ciudad y la región. Todos los transportes públicos entre Poso, Tentena, Palu, Morowali, Makassar y Manado son escoltados. Se han establecido numerosos puestos de bloqueo en la zona y los controles son más estrechos.
Mientras Mons. Joseph Suwatan, Obispo de Mamado, competente para la zona de Sulawesi central está ausente de la ciudad por estar ingresado en el hospital, la pequeña comunidad católica de la zona de Poso, Tentena y Palú se solidariza con los hermanos protestantes, pero está cercana también a los musulmanes, con quienes estableció ya desde los primeros enfrentamientos de 1999-2001, un nivel de pacífica convivencia, pero también después de los acuerdos de Malino que en diciembre del 2001 pusieron fin al conflicto.
El P. Herman Hubas, ecónomo de la diócesis de Manado ha contado a la Agencia Fides : “No hay una alarma colectiva, pero hay señales de tensión y la gente tiene miedo. La comunidad cristiana está preocupada por la presencia de elementos extremistas que al igual que hace tres años, quieren desencadenar el conflicto”. Los 10 muertos de octubre y los cuatro de los días pasados han aumentado el nivel de alerta en la gente. Según el P. Herman, no se debe olvidar el elemento político: la violencia podría entrar en un diseño de algunos lideres civiles y militas que quieren conseguir el poder ante las elecciones del 2004.
Las autoridades indonesias han declarado que los ataques son obra del grupo Jemaah Islamiyah, acusado de diversos atentados en Indonesia y de esta ligado a la red Al Qaeda. El grupo según revelan los militares tendría en la zona de Sulawesi central campos de adiestramiento a la guerrilla.
Lo que desconciertan, según señalan las fuentes de Fides que piden el anonimato, es el intento realizado por algunos sectores del ejercito de golpear el Centro de Crisis de la Iglesia Protestante de Sulawesi, institución que se distingue por el servicio de información desarrollado en conflictos, por la defensa de los derechos humanos, por una trabajo de servicio a la verdad y defensa del débil contra las abusos de fundamentalistas, de políticos y militares. El Rev. Rinaldy Damanik ha sido arrestado con la acusación de detención ilegal de armas: algunos militares afirman haber encontrado en su coche armas y municiones, pero no había ningún testigo presente en el momento y las versiones ofrecidas por los mismo soldados son contradictorias. Diversas organizaciones se han pronunciado en contra del arresto: Christian Solidarity Wordlwide ha lanzado una campaña con 15.000 tarjetas distribuidas por Sulawesi con la petición de su liberación.
Mientras tanto en Yakarta Susilo Bambang Yudhoyono, Ministro para la Política y la Seguridad ha pedido a todos los indonesios que vigilen para mantener la paz, de modo especial al finalizar del mes de Ramadán y durante las inminentes fiestas navideñas, para que no estalle un nuevo conflicto.
(PA) (Agencia Fides 20/11/2003 Líneas: 58 Palabras:748)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network