http://www.fides.org

Asia

2003-10-27

ASIA/TAIWÁN - “UNA RED QUE RESPIRA, ANIMADA POR EL ESPÍRITU SANTO: EN COMUNIÓN CON DIOS, CON EL PRÓJIMO Y CON LA CREACIÓN” - HABLA SOR CELIA CHUA, PRESIDENTE DEL CONGRESO DE RELIGIOSAS DE ASIA Y OCEANÍA QUE SE ESTÁ CELEBRANDO EN TAIPEI

Taipei (Agencia Fides) – “La palabra que en chino indica el web es wang luo, que significa red, telaraña; simboliza una comunicación con distintos niveles, direcciones y funciones. Es la que queremos entretejer entre nosotros así como con todas las criaturas de la tierra. Queremos crear una red que respire, animada por el Espíritu Santo, permaneciendo en comunión con Dios, con los hermanos y con la creación”: ha dicho en un coloquio con la Agencia Fides Sor Celia Chua, taiwanesa de las Religiosas Misioneras de la Inmaculada Concepción (MIC), Presidente del Congreso de Religiosas de Asia y Oceanía, que se está celebrando del 20 al 30 de octubre en Taipei, capital de Taiwán. En el Congreso, con el titulo “Rehacer la red de la vida”, participan unas 100 religiosas provenientes de 19 países de Asia y Oceanía, pero los trabajos están abiertos también a sacerdotes, laicos y religiosos que están presentes en un número elevado para comprender y compartir los desafíos que la vida consagrada tiene en Asia y Oceanía en el contexto histórico y cultural del tercer milenio.
Sor Celia que preside los trabajos ha dicho a la Agencia Fides: “El tema de este encuentro está en línea de continuidad con el precedente congreso que estaba centrado en el tema de la reconciliación, queremos reflexionar hoy sobre como construir entre nosotros una red que traiga vida, que esté animada por el Espíritu, que pueda responder con eficacia a los desafíos de la misión en nuestro tiempo. La vida consagrada busca como vivir los votos de pobreza, castidad y obediencia en el contexto histórico actual, frente a los desafíos multiculturales y el dialogo interreligiosos, según los diversos contextos regionales de Asia y Oceanía. El Congreso es una fuerte experiencia de comunión que esperamos poder llevar a nuestros lugares de origen”.
El encuentro se desarrolla en sesiones plenarias, pequeños grupos de trabajo, realizaciones de las diversas áreas culturales. La imagen elegida para sintetizar los trabajos del convenio es la de la red “muy usada hoy en los modernos medios de comunicación” subraya Sor Celia. “También estos son un campo de misión, pero la comunicación virtual no podrá sustituir jamás la personal, que pone en comunión directa dos rostros. El anuncio podrá pasar a través de la web, pero sobre todo a través de la vida de cada una de nosotras”.
El encuentro se llama AMOR XIII (siglas de Asian-Oceania Meeting of Religious) y tiene lugar cada tres años, en un país distinto. Parte de los trabajos y algunas informaciones en ingles y chino son visibles en el sitio Internet www.catholic.org.tw/amor13tw.
El logotipo de AMOR XIII es un remolino de varios colores, inspirado en el primer capitulo del libro del Génesis: representa el Espíritu Santo que actúa en el caos. El color azul simboliza a Dios; el blanco es el espíritu que sopla sobre las aguas; el rojo significa el hombre que comparte la vida de Dios; el remolino que lo envuelve representa la comunión en Dios del cielo y la tierra y de la humanidad.
(PA) (Agencia Fides 27/1072003 Líneas: 41 Palabras: 543)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network