OCEANÍA/PAPUA NUEVA GUINEA - Escuelas, hospitales, parroquias, centros sociales listos para celebrar la Jornada Mundial en Papua Nueva Guinea

miércoles, 18 octubre 2006

Goroka (Agencia Fides) - Más de 12 mil afiches y volantes han sido expuestos y distribuidos en escuelas, hospitales, parroquias, centros sociales en las 22 diócesis de Papua Nueva Guinea. Todo está listo para celebrar la Jornada Misionera Mundial, tradicional cita anual de sensibilización misionera. Hay una gran participación de la gente, explica a la Agencia Fides el Director Nacional de las Pontificias Obras Misioneras en Papua Nueva Guinea, P. Nicholas De Groot.
“Muchos fieles han expuesto el cartel en la puerta de casa, otros están difundiendo los volantes entre sus vecinos, invitándolos a las iniciativas de la Jornada Misionera Mundial”, cuenta el P. Nicholas. El poster distribuido representa a tres niños que sonríen, y trae la frase “El amor es el alma de la misión”: un mensaje que llega al corazón de la gente.
Han sido publicados y distribuidos en las parroquias, informa el P. Nicholas, también 24 mil opúsculos con oraciones en dos idiomas: inglés y Tok Pisin, idioma local. “Son oraciones que alientan a la misión y que encomiendan el trabajo misionero a Dios. Podrán ser leídas en familia, en la escuela, en los encuentros de catequesis. Servirán a hacer más conciente a todo cristiano de la propia vocación misionero”.
Otras iniciativas han sido organizadas por las escuelas, donde será protagonista la Infancia Misionera, movimiento que en Papua Nueva Guinea cuenta con más de 2.000 niños.
“En un país con grandes dificultades en los medios de transporte y en las comunicaciones, todo esto es ya tanto. Y cada año logramos hacer algo más respecto al año anterior, gracias sobre todo a la ayuda del laicado, que se está haciendo cada vez más activo”, nota el P. Nicholas.
Papua Nueva Guinea tiene 5 millones de habitantes. La población, dividida en comunidades que hablan 700 entre idiomas y dialectos, vive en grupos muy pequeños y separados entre ellos en la selva. Por la situación religiosa, el cristianismo es mayoritario, con un porcentaje animista que cada vez se va reduciendo más. La pertenencia religiosa es por tribu. La comunidad católica, bien arraigada en el territorio, cuenta con alrededor de 1,6 millones de fieles.
Un desafío importante, señala la Iglesia local, es integrar la cultura local en la fe cristiana. Numerosas escuelas y hospitales, hasta hace poco tiempo dirigidas por los misioneros, posteriormente se han ampliado y se han convertido en instituciones de referencia en el territorio. (Agencia Fides 18/10/2006)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network