VATICANO - LAS PALABRAS DE LA DOCTRINA de don Nicola Bux y don Salvatore Vitiello - "La importancia de la “lección" de Ratisbona para la “diplomacia" de la Iglesia"

jueves, 5 octubre 2006

Ciudad del Vaticano (Agencia Fides) - Con ocasión de las reacciones de algunos sectores del mundo musulmán al discurso del Papa en Alemania, la diplomacia vaticana, la llamada 'diplomacia de la Iglesia' ha demostrado que se basa precisamente en la razón sobre la que el Santo Padre basó su lección en la universidad de Ratisbona. Él en efecto, en un paso central afirmó que precisamente la falta de razón constituye una de las peores patologías de la religión; en lugar de proponer y difundir la fe con la razón, se considera todavía hoy que debe imponerse con la fuerza. ¿Puede Dios aprobar esta última modalidad? Él en su esencia es amor, bondad y paz. Se comprende como solamente con la razón es posible convencer al hombre de la verdad de la religión. Benedicto XVI dijo en Munich: "Nuestra fe no la imponemos a nadie. Este tipo de proselitismo es contrario al cristianismo. La fe sólo puede desarrollarse en la libertad. Pero a la libertad de los hombres pedimos que se abra a Dios, que lo busque, que lo escuche".
"El mundo necesita a Dios. Nosotros necesitamos a Dios. ¿Qué Dios necesitamos?” se ha preguntado por último, el Santo Padre, subrayando como la humanidad necesita a "Aquel que murió por nosotros en la cruz... Su "venganza" es la cruz: el "no" a la violencia, el "amor hasta el extremo. Este es el Dios que necesitamos. No faltamos al respeto a las demás religiones y culturas, no faltamos al respeto a su fe, si confesamos en voz alta y sin medios términos a aquel Dios que opuso su sufrimiento a la violencia, que ante el mal y su poder eleva su misericordia como límite y superación. A él dirigimos nuestra súplica, para que esté en medio de nosotros y nos ayude a ser sus testigos creíbles",
El Papa dijo en Ratisbona que tenemos urgente necesidad del diálogo de culturas y religiones, ampliando el concepto de razón y su empleo. No este el lugar para realizar una profundización sistemática: sin embargo sería suficiente recordar la Encíclica "Fides et Ratio". La 'diplomacia de la Iglesia' tiene como eje propio la razón, como fundamento humano, contra todo pesimismo antropológico, antes que la fe y capaz en todo caso de interaccionar con esta. En espera de los notas al discurso pronunciado por el Pontífice, podemos ya “indicar” que un hombre que tiene fe, es capaz de convencer a quien busca la fe, y será capaz de hacerlo si está convencido de la propia identidad y no es presa de relativismos o fundamentalismos violentos. El objetivo, en efecto, es del cambio, la conversión de la mentalidad, única capaz de renovar el mundo. Los cristianos saben que precisamente en esto consiste la primera invitación del Señor: "Convertíos y creed en el Evangelio".
¿Cómo justificar, pues, un tal reduccionismo de los medios de comunicación? Aparte de la responsabilidad de algún periodista lugareño en provocar el caso, extrapolando la frase sobre Mahoma y el Islam, que después se ha ido reproduciendo en cadena, se debe observar que desde hace tiempo se ha establecido la convicción de que hay que dialogar a ultranza, casi que el diálogo es el fin en si mismo y no deba, ni pueda cambiar nada en los interlocutores. Una especie de vacuo ejercicio retórico, en el que el diálogo ha reemplazado el cambio, el medio ha tomado el puesto del objetivo. El Papa ha recordado, acerca de esto, que el Occidente, al no hablar de Dios no puede dialogar con las otras culturas del mundo que quedan desconcertadas por nuestra secularización, entendida como rechazo de la razón, de los sagrado y de Dios. El cambio o conversión, del modo de pensarse sólo se puede realizar eficazmente con la palabra, el logos, decían los griegos; por nosotros cristianos esto ensombrecía lo que el evangelista Juan llama Logos eterno que se hizo carne en Jesucristo. Es Él quien hace posible el cambio de todo el hombre, comenzando desde es elemento constitutivo que es la razón. (Agencia Fides 5/10/2006; Líneas: 46 Palabras: 696)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network