http://www.fides.org

Asia

2003-05-08

ASIA/INDONESIA - EN ACEH, DONDE AUMENTA LA TENSION ENTRE LOS REBELDES Y EL EJERCITO REGULAR, PERMANECE UN UNICO BALUARRTE CATOLICO: LA PARROQUIA FRANCISCANA

Yakarta (Agencia Fides) – Mientras aumenta la tensión en la provincia indonesia de Aceh el extremo norte de la isla de Sumatra, el Padre Ferdinando Severi OFM Conv. Hermano franciscano y párroco de la Iglesia del Sagrado Corazón de Jesús en la ciudad de Banda Aceh, la única parroquia de la provincia, invita a la pequeña comunidad de 1.800 católicos a no huir sino a permanecer en Aceh para rezar y trabajar por la paz. El 12 de mayo vence el ultimátum lanzado por el gobierno central a los grupos de rebeldes locales, en el que se intima a la entrega de las armas, amenazando, en caso contrario, con una intensa operación militar con mas de 50.000 soldados preparados para combatir.
La provincia de Aceh es una de las esas áreas que desde hace años crea problemas al gobierno indonesio. En la prospera zona el Freee Aceh Movement (GAM) formación independentista que, con tres mil militantes, predica la secesión de Yakarta en nombre de la creación de un estado teocrático islámico. La guerrilla actúa en Aceh desde 1976 y hasta el momento se han alternado negociaciones de paz con momentos de fuerte tensión y enfrentamientos con el ejercito regular.
Recientemente el gobierno de Yakarta había concedido un status de “especial autonomía” a la provincia de Aceh, dejando que la sharia (ley islámica) se convirtiese en ley civil para la comunidad local y firmando en diciembre del 2002, un acuerdo de alto al fuego. Pero la medida no ha servido para aplacar la lucha del GAM que ha lanzado la petición de un referéndum por la independencia como ha sucedido en Timor Este. La presidenta indonesia Megawati Sukarnoputri, que no está dispuesta a poner en discusión la soberanía de Indonesia, ha decidido cambiar la estrategia, mostrando a los rebeldes “mano dura” y fijando un ultimátum para el desarme de los grupos de guerrillas.
A pocos días del vencimiento del ultimátum, la tensión ha aumentado y la gente ha comenzado a huir de Aceh. Sobre una población de 4,1 millón de habitantes de la provincia, en su mayoría musulmana, han huido entre 300 y 400 católicos, ya probados por su delicada situación al vivir en una zona en la que la que la ley que regula la connivencia civil es la ley islámica.
En esta circunstancia el Padre Severi hermano franciscano en misión en Aceh desde hace unos diez años, invita la gobierno a mostrar mas paciencia y evitar grandes maniobras militares. “la mayor parte de la población de Aceh no pide libertad o secesión sino justicia y seguridad” explica el misionero italiano. “Un ataque militar no resolvería el problema” afirma, sino que causará mas sufrimiento a la población civil. “La gente está aterrorizada por los rebeldes del GAM y los militares indonesios, tanto que no salen ya de sus casas”.
En Aceh en el decenio 1989-1999 los enfrentamientos militares y la violencia generalizada llevaron a la miseria a la población civil. Hoy la gente recuerda ese periodo oscuro y huye: centenares de miembros de la comunidad católica han abandonado sus casas dirigiéndose hacia el Sur de Sumatra; también los estudiantes católicos en las escuelas de la provincia han disminuido.
El Pade Severi anima a los católicos a no ser pesimistas y dar testimonio de fe “haciendo todo lo que podamos para afrontar la situación con calma, rezando y trabajando juntos por la paz”.Si bien Aceh es una provincia islámica, concluye el franciscano, la Iglesia católica desarrolla pacíficamente su trabajo pastoral y tiene buenas relaciones con los líderes islámicos locales. (PA) (Agencia Fides 8/5/2003 Líneas: 46 Palabras: 609)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network