ASIA/PAKISTÁN - La discriminación de las minorías religiosas es “institucional”

viernes, 6 octubre 2017 minorías religiosas   derechos humanos  

Lahore (Agencia Fides) – El gobierno de la región paquistaní de Sindh, en el sur de Pakistán, ha publicado un bando de concurso público a finales de septiembre para algunos puestos de trabajo en la administración de policía. Entre los puestos está el de encargado de mantenimiento, mecánico para automóviles, obreros y también para el trabajo de “limpieza”. Para esta última ocupación se especifica: “Sólo para los no musulmanes”. Se trata de una discriminación religiosa institucionalizada.
“Esta especificación es una violación flagrante del artículo 26 de la Constitución de Pakistán que, entre los derechos fundamentales, habla en concreto de 'no discriminación' para acceder a los lugares públicos, con respecto a todos los ciudadanos”, señala a la Agencia Fides Anjum James Paul profesor católico paquistaní y presidente de la “Pakistan Minorities Teachers’ Association” (PMTA). Anjum James Paul era un compañero de escuela de Shahbaz Bhatti, el ministro católico asesinado, y con él comparte el compromiso con los derechos humanos y la promoción de las minorías religiosas en el país. Hoy nos dice a la Agencia Fides: “Es una discriminación estatal. Es un trato vergonzoso reservado a las minorías religiosas. Según la Constitución, todos los ciudadanos tienen iguales derechos y deberes. Es tiempo de poner fin a esta práctica discriminatoria en boga no sólo de las relaciones sociales, sino también en las instituciones y las estructuras del Estado. El gobierno regional de Sindh también debe seguir la disposición de reservar a las minorías religiosas el 5% de los puestos estatales disponibles, en todos los niveles, pero no lo hace”, añade el profesor.
El tema de la discriminación contra las minorías religiosas en Pakistán se repite cíclicamente en el debate público con motivo de la “Jornada Nacional de las Minorías”, que se celebra en la nación cada 9 de agosto. “Los ciudadanos pakistaníes no musulmanes se ven obligados a aceptar empleos humildes, que se reservan sólo para ellos, como limpiadores, peluqueros, trabajadores domésticos, barrenderos, fruto de la antigua concepción de casta”, explica Samson Salamat de la organización Rwadari Tehreek.
Las minorías religiosas en Pakistán recuerdan el conocido discurso de Ali Jinnah, fundador de Pakistán, quien el 11 de agosto de 1947 en la asamblea constituyente declaró: “Todos somos ciudadanos del mismo estado. Debemos mantener este principio frente a nosotros como nuestro ideal. Así, se descubrirá que con el paso de los años los hindúes dejarán de ser hindúes y los musulmanes dejarán de ser musulmanes, no en un sentido religioso, porque esta es la fe personal de cada individuo, pero sí en el sentido político como ciudadanos del Estado”.
Desde el nacimiento de Pakistán, en 1947, las minorías religiosas fueron concebidas como “una parte integral de la nación” por Ali Jinnah, de modo que su presencia está representada simbólicamente en la bandera nacional, donde la parte verde representa la mayoría musulmana, mientras que la blanca indica las minorías no musulmanas.
Hoy el foro de la sociedad civil hace un llamamiento al gobierno para que adopte un paquete de reformas constitucionales para poner fin a la discriminación y a los prejuicios, asegurando una efectiva participación política y representación de las minorías religiosas.
Pakistán se caracteriza por el pluralismo religioso, étnico y lingüístico: los musulmanes son más del 90% de los 180 millones de personas, pero también hay ahmadíes, cristianos, bahá'ís, budistas, hindúes, jainistas, judíos, parsis y sijs. En general, las minorías representan alrededor del 8% de la población. (PA) (Agencia Fides 6/10/2017)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network