ASIA/PAKISTÁN - Atentado en Lahore, los obispos: plan de acción contra el terrorismo de inmediato

miércoles, 15 febrero 2017 terrorismo   extremismo   islam   política   islam político   obispos  

Lahore (Agencia Fides) – Aplicar de inmediato el plan de acción nacional contra el terrorismo, que debe ser “la máxima prioridad del gobierno, si se quiere erradicar el terrorismo y el extremismo del país” es lo que piden los obispos católicos de Pakistán en un mensaje tras el atentado suicida que ha devastado la ciudad de Lahore.
El 13 de febrero, frente al Parlamento de Punjab, durante una protesta de trabajadores del sector farmacéutico, un terroristas suicida se inmoló causando 13 muertos y más de 100 heridos, 20 de ellos en estado grave.
Además del ataque en Lahore, dirigido principalmente contra la policía, ocurrió otra explosión en Quetta.
“Una vez más hemos sido atacados brutalmente por las fuerzas extremistas”, señala el comunicado de la Comisión Episcopal “Justicia y Paz” de Pakistán (NCJP), enviado a la Agencia Fides y firmado por el presidente, el obispo Joseph Arshad, y por el Director Nacional, el p. Emmanuel Yousaf.
“En Pakistán cada vez hay más incertidumbre sobre la vida. Rogamos a nuestro Señor Jesucristo, que nos otorgue la sabiduría, la tolerancia y la paz. Que Dios dé a las familias de las víctimas la fuerza para soportar la pérdida de sus seres queridos, y ayude a la recuperación rápida de los heridos”, afirma la Comisión.
El atentado suicida en Lahore ha sido reivindicado por la facción “Jamaatul Ahrar”, separada del grupo famoso “Tehreek-e-Taliban Pakistan”, ambos prohibidos por el gobierno, que han lanzado una nueva ofensiva contra los departamentos gubernamentales en todo el país.
“El asesinato de manifestantes inocentes y funcionarios de la seguridad es inaceptable. Mientras presentamos nuestras condolencias a las familias de las víctimas, rendimos respeto y homenaje a los policías muertos y rezamos por sus familias y por los heridos”, se lee en el texto publicado por los obispos.
Por su parte el primer ministro de Pakistán y todas las instituciones públicas han condenado enérgicamente el atentado, la Comisión insta al Gobierno a “llevar a los responsables ante la justicia y abordar las causas fundamentales de esta intolerancia, aumentando las medidas para la protección de todos los ciudadanos”. De hecho, a pesar de las alertas que circulaban, “el gobierno ha fallado en proteger a sus ciudadanos y agentes de policía”. Por lo tanto, la Comisión pide que se aplique el plan de acción nacional contra el terrorismo, equipando adecuadamente a los agentes del orden. (PA) (Agencia Fides 15/2/2017)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network