ASIA/PAKISTÁN - Violencia contra los ahmadi, a despecho del Estado de Derecho

lunes, 12 diciembre 2016 minorías religiosas   islam   libertad religiosa   fundamentalismo religioso   derechos humanos  

Facebook

Lahore (Agencia Fides) – La organización de los derechos humanos “Asia Human Rights Commission” ha condenado la violencia de los últimos días contra la comunidad Ahmadiya en Pakistán diciendo que se trata de acciones arbitrarias, cometidas tanto por las fuerzas públicas como por masas de musulmanes radicales, llevadas a cabo despreciando el estado de derecho y las libertades fundamentales de todos los ciudadanos de Pakistán.
Según la información de la Agencia Fides, hoy la mezquita Ahmadiya en Dolmial, en el distrito de Chakwal (Punjab), ha sido atacada por una masa de unas mil personas, musulmanes sunitas armados con piedras que han entrado dentro del lugar de culto, agrediendo a los fieles presentes. Un hombre ha sufrido un ataque al corazón y ha muerto dentro de la mezquita.
En las últimas dos semanas otro fiel ahmadi ha sido asesinado en la calle y la sede de la comunidad en Rabwah (Punjab) ha sido objeto de un registro y de una incautación no autorizada, por parte de las fuerzas anti-terroristas.
“La comunidad ahmadiya promueve el amor y la paz en todo el mundo y ante la violación de nuestra seguridad y de nuestra paz nunca induciremos a realizar acciones o protestas que pueden poner en peligro la paz y el orden de Pakistán. Nuestra herramienta más poderosa es la oración y las buenas obras”, se lee en un comunicado enviado a la Agencia Fides por la comunidad ahmadiya en Pakistán.
Dada la hostilidad del mundo sunita oficial hacia los ahmadíes - considerados “no musulmanes” y “herejes” - a instancias del Consejo de la Unión de los Ulema de Pakistán, el Gobierno de Punjab ha emitido una prohibición de publicación para la revista mensual “Tehreek-e-Jadid” y para la revista “Daily Alfazal”. Contra esta medida, la comunidad Ahmadiya ha presentado un recurso ante la Corte Suprema de Lahore, que todavía no ha pronunciado un veredicto. Mientras tanto, la Corte ha emitido un aviso advirtiendo que “hasta la próxima fecha de la audiencia, no se puede adoptar ninguna medida cautelar contra el solicitante”, de hecho, se ha confirmado el permiso para publicar, hasta nuevo aviso.
Condenando la incursión de la policía y reivindicando el estado de derecho y la libertad garantizada por la Constitución la comunidad ahmadiya denuncia que “esta incursión ilegal es contraria a la ordenanza del Tribunal Supremo de Lahore”, mientras que “los ciudadanos inocentes y pacíficos han sido torturados y tratados de forma ilegal e inhumana”.
La Ahmadiya es una comunidad religiosa de raíz islámica sunita, que nació en el subcontinente indio y se extendió a otros 193 países. El fundador, Mirza Ghulam Ahmad, en 1889 afirmó ser el reformador de la religión Islámica. Para el mundo suní oficial se trata de una minoría “herética” y por lo tanto a la que se oponen de forma violenta. (PA) (Agencia Fides 12/12/2016)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network