ASIA/FILIPINAS - Los pobres, maestros de esperanza

sábado, 6 febrero 2016 pobreza   iglesias locales   animación misionera  

Cebu (Agencia Fides) – La esperanza y la misericordia se aprenden de los pobres: lo afirma el Redentorista Karl Gaspar, Preside del Instituto S. Alfonso de teología y misión en Davao City, comprometido con su comunidad en una misión entre las comunidades indígenas de la zona de Davao occidental. En un testimonio enviado a la Agencia Fides y compartido también recientemente en el Congreso Eucarístico Internacional de Cebu, el p. Gaspar nos cuenta: “Esos indígenas son los más pobres de entre los pobres y viven en la zona más periférica de nuestro país. Abandonados por las agencias estatales, no tienen infraestructuras ni para la educación, ni para la salud de sus pueblos. Según el Departamento de Salud, en esa zona hay una muy alta tasa de desnutrición entre los niños. Viven de la agricultura de subsistencia, enfrentándose al hambre. Sus dos últimas temporadas de cosecha han sido prácticamente destruidas por una epidemia de roedores. Ahora no pueden sembrar debido al Niño y la sequía que provoca, que podría durar hasta la mitad del año”.
El sacerdote continúa: “Durante 50 años de mi vida, he viajado en esta tierra de Mindanao encontrando el rostro terrorífico de la guerra, de los desplazamientos, de la pobreza extrema, de la desigualdad, del degrado ambiental, de desastres de todo tipo. En muchas áreas las personas se ven tentadas de perder la esperanza por completo, ante una realidad verdaderamente desgarradora”.
Pero estos pobres son maestros de la esperanza: “Estos pobres saben habitar en Dios, a pesar de los males que les rodean. Para ellos Dios escucha sus gritos y nutre su capacidad de recuperación, dotándola de un gran sentido del humor y de serenidad ante las preocupaciones. Oran no sólo de rodillas, sino que se levantan, cantan y bailar con todo el corazón. Pero no contagiados por la enfermedad de la alienación cultural de sus raíces indígenas, enriqueciendo la liturgia con gestos creativos tan llenos de significado y de esperanza”. Estos pobres son un ejemplo de vida de los que aprender la esperanza y la misericordia, concluye. (PA) (Agencia Fides 6/2/2015)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network