http://www.fides.org

Asia

2003-07-11

ASIA/IRAK - LA LABOR DE CARITAS EN LA POSTGUERRA: ASISTENCIA HUMANITARIA Y PROMOCIÓN SOCIAL PARA LOS NIÑOS, ENFERMOS Y PRÓFUGOS

Bagdad (Agencia Fides) - En la postguerra en Irak, marcada por la inestabilidad y los problemas sociales, como son la creciente difusión de la droga y el fenómeno de los niños de la calle, Caritas está intensificando su actividad.
Los 14 centros de Caritas Irak están retornando a la plena operatividad. Ha recomenzado así la actividad del Well Baby Programme, que asiste a 8.500 niños neonatos y a cerca de 5.000 mujeres embarazadas en su mayoría musulmanas en 12 centros.
También el programa de potabilización del agua ha retomado su actividad y ha conseguido abastecer de agua a cerca de 400.000 iraquíes. En la actualidad prevé la instalación de tres nuevas unidades en otras comunidades del sur del país, para purificar el agua potable.
Se ha reactivado también completamente la actividad en el campo médico, ofreciendo asistencia sanitaria y medica a cerca de 6.000 personas, en colaboración con estructuras sanitarias publicas y con la Medialuna Roja. La red de Caritas ha donado un lote de medicinas al hospital infantil de Saddam City y ha recibido del Ministerio de Sanidad la invitación y la autorización para reestructurar siete centros médicos de base en la capital.
El drama humanitario abierto con la guerra hace que sigan siendo necesarias las intervenciones de emergencia. Trabajando en 17 centros públicos y privados, Caritas distribuye a familias y a sujetos vulnerables (2.300 personas en total) kit alimentarios y géneros de primera necesidad. Existe además el problema de los refugiados internos: en Bagdad, Caritas ha provisto de medicinas y agua potable el campo de prófugos dirigido por la Medialuna Roja y el Alto Comisionario ONU para los Refugiados (ACNUR) para 285 familias de refugiados palestinos que el régimen precedente había acogido y asistido, pero que actualmente han sido expulsados de sus casas.
En Kirkuk en el norte de Irak, 700 desplazados curdos han sido acogidos en el estadio, en condiciones de extrema pobreza, con falta de alimento, asistencia medica e instrucción. Caritas organiza cursos de alfabetización y garantiza , gracias a un equipo de médicos y enfermeras, visitas y atención a las personas refugiadas en el estadio. También en el norte de Irak se está actuando en otros lugares, en Biara (reconstrucción de casas) y en siete poblados en el área de Makhmoor (distribución de agua potable con auto cisternas).
Las intervenciones de la red de Caritas se desarrollan también fuera de las fronteras de Irak: en Hassake y en Damasco, en Siria, se han abierto algunas oficinas a las que se dirigen miles de prófugos iraquíes para recibir ayuda material, asistencia médica, apoyo en las relaciones con el ACNUR y otros organismos internacionales, ayuda escolar y en algunos casos, visitas domiciliarias.
(PA) (Agencia Fides 11/7/2003 Líneas: 38 Palabras: 464)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network