http://www.fides.org

News

2014-04-14

ASIA/MYANMAR - Una Pascua de reconciliación: mensaje del Arzobispo de Yangon

Yangon (Agencia Fides) – “Cristo reconciliando al mundo consigo, nos dio el ministerio de la reconciliación. Dios estaba en Cristo, y a través de Él ha abrazado al mundo entero”: con esta conciencia, el Arzobispo de Yangon, Mons. Charles Maung Bo, en su mensaje de Pascua, enviado a la Agencia Fides, invita a los cristianos y a todos los hombres de buena voluntad en Myanmar a ser “promotores de reconciliación”.
El Arzobispo afirma: “la Pascua irrumpe como un amanecer imbuido de esperanza. Incluso la noche más larga termina con el alba. Todo sufrimiento humano tiene un fin. Celebramos la esperanza que vive en el tiempo de Pascua: la vida no es una ilusión vacía, sino que Cristo es la vida”. Este anuncio, nota, resuena con fuerza para el pueblo de Myanmar, que “durante 50 largos años, ha sido una nación crucificada”, clavada “en una cruz de sufrimiento, injusticia y opresión”.
En un mensaje enviado a la Agencia Fides, Mons. Bo menciona los puntos que ofrecen esperanza, como la nueva estación democrática, la nueva libertad de opinión y de expresión, la nueva apertura a la sociedad civil, que define como “signos de la resurrección”. “Esperamos y rezamos para que no se trate de un falso amanecer”, comenta tomando nota de los “nuevos clavos” que perforan la nación hoy: el “land grabbing” (apropiación de tierras); el odio religioso impulsado por los movimientos neo-nazis; la marcha arrogante de la economía neo-liberal; el perpetuarse del conflicto en las minorías étnicas.
Para evitar que la pascua se convierta en una “falsa Pascua”, la clave es “el camino de la reconciliación” que el arzobispo espera que inicie en el corazón de cada ciudadano. El mensaje de la Pascua del 2014, que coincide con la tradicional fiesta de “Thingyan” (Fiesta del Agua), es que “todos renacen de nuevo como hermanos y hermanas”. La reconciliación, dice el Arzobispo, se aplica en varios ámbitos: la reconciliación personal, para sanar la relación del individuo con Dios; la reconciliación en la familia; la reconciliación con el prójimo, especialmente con los enemigos; la reconciliación entre las comunidades étnicas y religiosas en Myanmar, según la paz y la justicia; la reconciliación con la creación, en una nación “bendecido con vastos recursos naturales”. “Cristo nos recuerda nuestra gran responsabilidad de perdonar especialmente aquellos que han pecado contra nosotros”, dice el mensaje, “no puede haber reconciliación sin el perdón auténtico”.
Por último, en el texto enviado a la Agencia Fides, Mons. Bo se convierte en embajador y defensor de una nueva campaña llamada “Palabras como flores”, lanzada en las redes sociales por el blogger birmano Nay Phone Latt, en contraposición al “discurso de odio” difundido por los grupos que promueven el extremismo religioso. “El destino de nuestra gran nación - concluye - es la unidad en la diversidad, lo que garantiza un futuro de paz y prosperidad”. (PA) (Agencia Fides 14/4/2014)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network