http://www.fides.org

Nombramiento

2014-02-17

ASIA/BANGLADESH - Jubileo de la misión en Pathorghata, “el puerto de las piedras”

Pathorghata – (Agencia Fides) – Más de 2.500 personas han participado en los últimos días a las celebraciones por el 50° aniversario de la misión de Pathorghata, en la diócesis de Dinajpur. Así, el p. Livio Prete, Pime, párroco local, recuerda los inicios de la misión. “Al inicio de los años ‘40, un pastor de la diócesis de Dinajpur, mons. Giovanni Battista Anselmo – original de la diócesis de Genova – pasando por esta zona, vió un pico posado a la orilla del río Tulsigonga y en aquel lugar profetizó el nacimiento de una misión. El pico en el río era un terreno pedregoso, en un país que no conoce las piedras. Sin embargo, esas piedras dieron el nombre a la misión: Pathorghata, a saber, 'el puerto de las piedras'. El lugar tiene una historia muy antigua: en el pasado había sido un asentamiento budista, después hindú, y ahora, desde hace 50 años, una misión cristiana”. “Para romper este terreno pedregoso - dice el mensaje enviado a Fides - fue enviado el misionero p. John Vanzetti. Llegó el 20 de febrero de 1962. Vivió durante dos años en un pequeño pueblo y desde allí, poco a poco construyó la iglesia y la casa parroquial: todo rigurosamente construido de tierra. Allí permaneció hasta 1979”.
El p. Livio, al contar la emoción de la gente del lugar, afirma: “Al mirar esta fiesta, pensé en la Creación. Al final del primer día se cuenta en el libro del Génesis: 'Y vio Dios que la luz era buena'. Dios ve todas sus buenas obras. Así es también para esta misión. La mirada de Dios siempre ha estado puesta en este sitio, que ha dado forma a esta iglesia. Él es el guardián que guía a su pueblo”.
El día del jubileo, se ha recordado en varias ocasiones, al primer misionero, el Padre John y su incansable servicio, incluido su compromiso con el desarrollo social y la agricultura de la zona, con nuevos programas de cultivo y de riego. P. Vanzetti también comenzó la escuela y, después de su destrucción durante la guerra, la reconstruyó con paciencia. El p. Livio recuerda los méritos del primer misionero: “Construyó la misión y la Iglesia en los corazones de su pueblo”. (PA) (Agencia Fides 17/2/2014)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network