http://www.fides.org

News

2013-07-13

ASIA/KAZAKHSTAN - Petición para la liberación de un Pastor cristiano encarcelado por acusaciones falsas

Astana (Agencia Fides) – La liberación inmediata e incondicional del Pastor cristiano protestante Bakhytzhan Kashkumbayev, encarcelado en Kazajstán hace dos meses sobre la base de acusaciones falsas: Es lo que se pide en la petición internacional lanzada por la Ong “International Christian Concern” (ICC), organización con sede en Washington (EE.UU.), comprometida con la protección de los cristianos y la defensa de la libertad religiosa en el mundo.
El Pastor, a la cabeza de una comunidad llamada “Grace Church” en Astana, capital de Kazajstán, fue arrestado el 17 de mayo por cargos infundados: de acuerdo con la policía habría puesto en peligro la salud de los miembros de su comunidad poniendo drogas alucinógenas en el vino utilizado para la Comunión. Cómo refiere una nota enviada a la Agencia Fides por la organización “Forum 18” - que supervisa la situación de la libertad religiosa en países de la Europa del Este y Asia Central - el Pastor ha sido puesto bajo custodia durante dos meses y está en una celda de “aislamiento temporal” a la espera del juicio.
Definiendo los cargos en su contra como “infundados e incluso ridículos”, ICC ha lanzado la petición, enviada a la Agencia Fides, en la que pide la liberación inmediata del Pastor, que está viviendo un “encarcelamiento injusto”. La petición será enviada a las autoridades del gobierno de Kazajstán, así como al Secretario de Estado, John Kerry, con la petición expresa de una intervención diplomática de los Estados Unidos.
Ya en octubre de 2012 la policía hizo irrupción en la “Grace Church”, arrestando algunos miembros de la comunidad para ser interrogados y conseguir acusaciones para lanzarlas contra el Pastor Kashkumbayev. Según ICC, los cargos eran simplemente un pretexto para intimidar a la comunidad.
En Kazajstán - explica Forum18 - las minorías religiosas, incluidos los cristianos, se enfrentan a severas restricciones de sus actividades, y son a menudo objeto de fuertes multas e incluso penas de cárcel. Un motivo más de preocupación es el hecho de que es común el abuso de los prisioneros, sobre todo si están en la cárcel por motivos religiosos. (PA) (Agencia Fides 13/7/2013)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network