http://www.fides.org

Vaticano

2003-06-16

VATICANO - EL PAPA EN EL ANGELUS: “EL DRAMA DE LOS REFUGIADOS PIDE A LA COMUNIDAD INTERNACIONAL QUE SE COMPROMETA A ATENDER NO SOLO LOS SINTOMAS SINO ANTES QUE NADA LA CAUSA DEL PROBLEMA”- NUEVO LLAMAMIENTO PARA TIERRA SANTA

Ciudad del Vaticano (Agencia Fides) - La Solemnidad de la Santísima Trinidad, el drama de los jóvenes refugiados y el difícil camino por la paz en Tierra Santa: estos son los tres temas principales de los que trato el Santo Padre Juan Pablo II el domingo 15 de junio asomándose a la ventana de su estudio para recitar el Ángelus con los fieles y los peregrinos. “La Unidad y la Trinidad de Dios es el primer misterio de la fe católica – dijo el Papa – Llegamos a él al final de todo el camino de la revelación, que se ha cumplido en Jesús: en su Encarnación, Pasión, Muerte y Resurrección», siguió aclarando. Desde la cima de la ‘santa montaña’ que es Cristo se contempla el horizonte primero y último del universo y de la historia: el Amor de Dios, Padre, Hijo y Espíritu Santo”.
Después el Santo Padre recordó la anual Jornada Mundial del Refugiado que se celebrará el 20 de junio y que este año tiene por tema la juventud refugiada. “En el mundo, casi la mitad de los refugiados son niños y muchachos. Muchos de ellos no van a la escuela, carecen de bienes esenciales, viven en campos de refugiados, o incluso, de detenidos. El drama de los refugiados exige a la comunidad internacional comprometerse para afrontar no sólo los síntomas, sino ante todo las causas del problema: es decir, prevenir los conflictos, promoviendo la justicia y la solidaridad en todos los ámbitos de la familia humana”.
Después del Ángelus el Santo Padre renovó su llamamiento por la paz en Tierra Santa con estas palabras: “Una vez más, se han vivido días de sangre y de muerte para los habitantes de Tierra Santa, entrando en un torbellino sin fin de violencia y represalia. Quisiera repetir a todos el llamamiento ya dirigido con frecuencia en el pasado: «No hay paz sin justicia; no hay justicia sin perdón». Lo recuerdo de nuevo hoy con más convicción, dirigiéndome a todos los habitantes de Tierra Santa. Exhorto, además, a la comunidad internacional a no cansarse de ayudar a israelíes y palestinos a volver a encontrar el sentido del hombre y de la fraternidad para construir juntos su futuro”. (S.L.) (Agencia Fides 16/6/2003 Líneas: 31 Palabras: 418)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network