http://www.fides.org

Africa

2004-04-28

AFRICA/COSTA DE MARFIL - “Estamos unidos por un destino común, nuestros políticos trabajan por la paz y la reconciliación” afirman los Obispos de Burkina Faso y Costa de Marfil

Abidján (Agencia Fides) - “Los pueblos de Burkina Faso y Costa de Marfil están unidos histórica y geográficamente” afirman los Obispos de Burkina Faso y Costa de Marfil en su mensaje común “La paz esté con vosotros” enviado a la Agencia Fides. El mensaje fue publicado al término del encuentro de las Conferencias Episcopales de Costa de Marfil y Burkina Faso, que tuvo lugar del 22 al 25 de abril en Abidján (ver Fides 19 abril 2004). Los Obispos recuerdan que “Burkina Faso y Costa de Marfil ocupan los dos flancos de una frontera común de mas de 200 km. La historia nos enseña que los dos pueblos han compartido desde hace muchos años un destino común. Así se han creado ciertos lazos familiares gracias a matrimonios mixtos” Ante esta realidad, los Obispos afirman que “Nosotros, cristianos, somos llamados por Dios a formar la Iglesia familia de Dios. Mirad y contemplad el rostro de nuestras comunidades cristianas y del presbítero en Costa de Marfil, descubriréis una fuerte comunidad burkinés. Encontrareis sacerdotes, religiosos y religiosas de Burkina, estimados por todos. Desde todos los puntos de vista, los pueblos de Burkina Faso y Costa de Marfil están llamados a ser signo e instrumento de la verdad”.
“Desgraciadamente debido a la grave crisis socio-política que atraviesa Costa de Marfil, la intensa fraternidad entre los dos pueblos se ha visto seriamente afectada hasta el punto que los burkineses y marfileños que hasta ahora se mostraban hermanos, manifiestan por el contrario la indiferencia, y se acusan mutuamente” escriben los Obispos. “Esto explica la falta de respeto de los derechos humanos que ha provocado en ambas partes humillaciones, frustraciones, injusticias y tantos otros sufrimientos. Es evidente que los dos pueblos y toda la región sufren enormemente por esta crisis con consecuencias dramáticas para ambos”.
Los Obispos afirman que “todo esto debe ser considerado como un accidente de la historia” porque “debemos vivir juntos y por tanto, superar los rencores y perdonarnos recíproca y sinceramente, convencidos que el amor de Cristo en la cruz supera todas las contradicciones humanas y atrae a todos los hombres a Dios Padre que es paz y reconciliación”.
La crisis en Costa de Marfil, que estalló en septiembre del 2002, ha afectado a la numerosa comunidad de Burkina que vive desde hace decenios en el país. Uno de los problemas que está en el origen es la cuestión de la concesión de la ciudadanía de los miles de marfileños de origen extranjero (muchos de los cuales proviene de Burkina Faso), con frecuencia empleados en las plantaciones locales. El gobierno de Costa de Marfil ha acusado además a Burkina Faso de haber ayudado a los rebeldes que se adueñaron del norte de Costa de Marfil.
Los Obispos concluyen su mensaje invitando a “todos los cristianos a la oración y al compromiso por la paz” y piden “a nuestros gobernantes que se reúnan para dialogar por el bien de nuestros pueblos, que combatan la injusticia y busquen la transparencia en la gestión de los recursos económicos sin olvidar a los pobres y marginados”. (LM) (Agencia Fides 28/4/2004 Líneas: 38 Palabras: 536)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network