ASIA/INDIA - Las comunidades cristianas en India Nororiental celebran el Año de San Pablo: dos “Escuelas de Evangelización”, una nueva iglesia, una nueva misión para los pobres

lunes, 7 julio 2008

Miao (Agencia Fides) – En los pueblos remotos de India Nororiental, área montañosa habitada por grupos tribales, se celebra con gran solemnidad y compromiso el Año de San Pablo. Como refiere a la Agencia Fides S. Exc. Mons. George Pallipparambil, Obispo Salesiano de la diócesis de Miao (estado indiano de Arunachal Pradesh), la Iglesia local se ha movilizado para el Año Paulino, organizando una sensibilización en las parroquias, en las escuelas, en los pueblos más remotos, visitados sólo por catequistas.
Una “Comisión para el Año de San Pablo”, instituida ad hoc para la animación de las diversas realidades eclesiales, ha previsto diversas iniciativas en los pueblos que componen el variado territorio diocesano: quiz instructivos, reservados a los estudiantes más pequeños; seminarios sobre San Pablo para muchachos y jóvenes; encuentros que utilizan películas para narrar la historia del Apóstol y hacer comprender su importancia en la misión de la Iglesia.
El foco más importante, dice a Fides Mons. George, será la creación de dos “Escuelas de evangelización” que animarán a las realidades juveniles durante el Año Paulino. Los jóvenes de la diócesis concluirán esta experiencia en mayo de 2009, encontrándose en Roing para compartir experiencias y hacer un balance de su crecimiento.
El tema de la evangelización tocará a todos los fieles: en el distrito de Tirap, donde se encuentra una numerosa población católica, se llevará a cabo un programa intitulado “El primado de la evangelización, según el ejemplo de San Pablo”, reservado a laicos, religiosos y sacerdotes, que busca reafirmar la evangelización como prioridad para la Iglesia local.
El Año de San Pablo ha marcado asimismo la apertura de nuevas estructuras para el culto y para la caridad: en el pueblo de Cinkoi se inauguró una nueva Iglesia, consagrada a los Apóstoles Pedro y Pablo. Para la ocasión el Obispo y numerosos fieles se reunieron dando vida a una solemne celebración.
Además una nueva misión para los pobres y los marginados, intitulada a la Madre Teresa de Calcuta, abrió sus puertas el 28 de junio en Kharsang: “Un evento histórico para nuestro estado de Arunachal Pradesh, donde frecuentemente se registra, incluso a nivel oficial, una cierta hostilidad contra los cristianos”, sostienen en la Iglesia local.
“Pero aquello por lo que nos alegramos más”, subraya el Obispo a Fides, “es el grupo de los nuevos bautizados que hemos acogido en la comunidad católica con ocasión de la apertura del Año Paulino”, en la misión de Kanubari. “Esto es lo que sigue dando esperanza y aliento a nuestra pequeña Iglesia local, a pesar de las dificultades, la falta de medios, las asperezas del territorio”. (PA) (Agencia Fides 7/7/2008 líneas 31 palabras 432)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network