ASIA/TURQUÍA - “Tarso, kutsal kent. Tarso, Ciudad Santa”: el testimonio sobre el Año Paulino de un franciscano en Turquía

martes, 1 julio 2008

Tarso (Agencia Fides) – “En Tarso di Cilicia, que vio nacer al Apóstol de gentes, la Iglesia en Turquía ha vivido y vivirá durante todo el Año Paulino un momento de gracia inolvidable”: lo afirma en un testimonio entregado a la Agencia Fides el p. Rubén Tierrablanca, Superior de la comunidad de los Franciscanos Menores en Istanbul. “Todos hemos sido invitados a vivir este año de gracia siguiendo los pasos de san Pablo, y con él anunciar que la humanidad está destinada a la salvación en Jesús, Señor de nuestra historia”, dice el franciscanos narrando a Fides la apertura del Año Paulino en Turquía.
El primer momento inaugural, religioso y ecuménico, se realizó en Tarso el 21 de junio con la participación de los representantes de otras Iglesias y comunidades eclesiales en Turquía. El Cardenal Walter Kasper, presidente del Pontificio Consejo para la unidad de los cristianos presidió la oración y dijo: “Agradecemos al Señor por el don de este Apóstol que aún hoy, con sus escritos, habla de paz, justicia y fraternidad universal y nos invita a creer que Dios cuida de cada hombre porque Él es providente y misericordioso”.
Sucesivamente, en su homilía, Mons. Luigi Padovese, Vicario Apostólico de Anatolia, presentó la personalidad y la obra de san Pablo, acentuando la multiculturalidad de su mensaje. Dijo: “Justamente la pertenencia multicultural de Pablo lo hizo ciudadano del mundo, haciendo que su mensaje tenga aún hoy en día una incidencia universal y hable a todos los hombres de todos los tiempos y de todas las religiones”. Haciendo resonar esta universalidad ante la población musulmana de Turquía, agregó: “Como no notar la sintonía que existe entre algunas de sus expresiones (cfr Flp y Rom) y la invitación que encontramos en el Corán donde se lee: ‘Competid en realizar las buenas obras, todos regresaréis a Dios’ (Corán 5, 48)”.
También significativo fue la intervención de las autoridades civiles de la ciudad de Tarso y de algunos representantes de Ankara. El alcalde de Tarso expresó la apertura del gobierno y del pueblo turco a todos los peregrinos. Un representante del Ministerio de los Asuntos Religiosos leyó un discurso del Ministro Ali Bardakoglu, mostrando interés y disponibilidad para las manifestaciones del Año Paulino en Turquía.
P. Rubén nota: “Con frecuencia para Tarse se ha usado el epíteto: Tarso, kutsal kent (‘Tarso, ciudad santa’) En efecto, la apertura del Año Paulino en Tarso nos ha hecho vivir un momento de gracia y de santidad transmitida por el Apóstol de Cilicia y los cristianos que en dos mil años han testimoniado la salvación ofrecida a toda la humanidad de todos los tiempos”.
El domingo 22 de junio, concluye la narración del franciscano, la comunidad cristiana celebró una Solemne Eucaristía presidida por el Cardenal Walter Kasper. Un ulterior interesante momento fue la apertura, en Tarso, del Simposio sobre san Pablo que el instituto de Espiritualidad de la Pontificia Universidad Antonianum organizó y que prosiguió en Iskenderun, en el centro del diálogo interreligioso “Don Andrea Santoro”, en la sede episcopal del Vicariato de Anatolia. (PA) (Agencia Fides 1/7/2008 líneas 37 palabras 524)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network