http://www.fides.org

America

2004-01-16

AMÉRICA/ARGENTINA - PRIMEROS FRUTOS DEL SEGUNDO CONGRESO MISIONERO AMERICANO: LA DIÓCESIS DE ARGENTINA “NUEVE DE JULIO” ENVÍA, DESDE SU POBREZA, A UN PÁRROCO Y UN GRUPO DE LAICOS A UNA PARROQUIA POBRE DE GUATEMALA

Buenos Aires (Agencia Fides) - “Vamos para acompañar a nuestros hermanos que no conocen la fe, la conocen poco o no tiene la posibilidad de celebrarla” ha declarado D. Justo Juan Cariz, actual párroco de “Nuestra Señora del Carmen” de General Villegas, provincia de Buenos Aires (Argentina) quien partirá dentro de poco con un grupo de 5 laicos hacia la aparroquia de “San Antonio Pacaya” de la diócesis de Escuintla (Guatemala) para desarrollar una actividad misionera.
Según los datos del Anuario Pontifico 2003, la diócesis de Escuintla tiene una superficie de 4.384 km 2, una población de 1.000.000 de habitantes de los cuales 700.000 son católicos y para cuya asistencia espiritual solo cuentan con 16 sacerdotes, 1 religiosos y 43 religiosas. En este contexto -señala D. Justo - “la parroquia de San Antonio Pacaya que dista unos 60 km de la Ciudad de Guatemala, tiene una población de unos 200.000 habitantes y desde hace unos 18 años no tiene sacerdote”.
Don Justo, al preguntarle sobre este hecho de una diócesis pobre en vocaciones como es la de “Nueve de Julio” envíe misioneros ad gentes a otras diócesis, ha respondido citando las enseñanzas del Concilio Vaticano II referentes a la solicitud universal que deben tener los presbíteros con respecto a la misión de la Iglesia: “El don espiritual que recibieron los presbíteros en la ordenación no los dispone para una misión limitada y restringida, sino para una misión amplísima y universal de salvación "hasta los extremos de la tierra" (Act., 1, 8)... Piensen, por tanto, los presbíteros que deben llevar en el corazón la solicitud de todas las iglesias. Por lo cual, los presbíteros de las diócesis más ricas en vocaciones han de mostrarse gustosamente dispuestos a ejercer su ministerio, con el beneplácito o el ruego del propio ordinario, en las regiones, misiones u obras afectadas por la carencia de clero” (PO n 10).
Si bien el documento se refiere en particular a las diócesis ricas en vocaciones – puntualiza D. Justo - nuestro Obispos Mons. Martín Elizalde OSB y el clero diocesano son conscientes de que es necesario donar desde nuestra pobreza. No se trata de un simple grupo de personas que se trasladan, sino de un grupo enviado desde la diócesis Nueve de Julio para colaborar con otra Iglesia particular”. El sacerdote ha recordado que ya con ocasión del Segundo Congreso Misionero Americano CAM 2, que tuvo lugar en la Ciudad de Guatemala el pasado mes de noviembre, el Obispo de Escuintla le llevó a conocer la parroquia donde trabajará. (RZ) (Agencia Fides 16/1/2004 Líneas: 33 Palabras: 453)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network