http://www.fides.org

Africa

2004-01-13

AFRICA/BURUNDI - BURUNDI TODAVÍA ENVUELTO EN VIOLENCIAS Y TENSIONES, LA LABOR DEL VIS, LA AGENCIA DE DESARROLLO PROMOVIDA POR LOS SALESIANOS, CONSTITUYE UNA SEÑAL CONCRETA DE ESPERANZA

Bujumbura (Agencia Fides) – “Con nuestra actividad educativa y social queremos llevar signos de esperanza a un país que se encuentra desde hace años inmerso en una guerra civil” dice a la Agencia Fides Antonio Raimondi Presidente del VIS (Voluntariado Internacional para el desarrollo), agencia de voluntariado para el desarrollo promovida por los Salesianos presentando una serie de proyectos de asistencia humanitaria que ha iniciado el VIS en Burundi. “En Buterere, uno de los barrios mas pobres de Bujumbura hemos construido la Ciudad de los Jóvenes, un centro de asistencia para los jóvenes desheredados” dice Raimondi. “Una de las actividades desarrolladas por el centro consiste en ofrecer alimento, alojamiento y alfabetización a 80 niños y jóvenes de la calle, huérfanos, que han perdido todo y allí encuentran una nueva familia. Ofrecemos además al menos una comida al día para 500 jóvenes del bario; la Ciudad de los Jóvenes es también un oratorio en el que se reúnen los jóvenes, hutu y tutsi, y así pueden dialogar, conocerse y superar las diferencias reciprocas. Estamos convencidos de que la paz se construye sobre todo por medio de las relaciones interpersonales”.
El director del VIS, resalta además los futuros programas de la Ciudad de los Jóvenes: “En septiembre de este año, comenzarán cinco cursos profesionales: carpintería, mecánica, soldadura, informática y secretariado. Estos curso se añaden al de corte y confección que ya existe desde hace tiempo. Cuando todo los curso estén activos, la Ciudad de los Jóvenes será el centro por excelencia para la formación profesional en Burundi”.
“El significado de estos cursos va mas allá del ámbito de la enseñanza” señala Raimondi. “Se trata de hecho, de una apuesta por el futuro de Burundi y una apuesta por la paz en este país. Ahora que Burundi, aun en medio de muchas dificultades, parece haber emprendido el camino de la paz, nosotros queremos acompañar este proceso con nuestra labor educativa de formación profesional y de ayuda humanitaria”.
“De momento, la situación del país no está todavía estabilizada” afirma Raimondi. “Acabo apenas de llegar a Bujumbura y he visto durante tres noches seguidas el cielo de la capital surcado por disparos entre el ejercito y los rebeldes de las Fuerzas Nacionales de Liberación (FNL) que domina la capital desde las colinas que la circundan. Una señal de esperanza es sin embargo el anuncio de un encuentro entre el gobierno y la dirigencia del FNL que se tendrá el 20 de enero”.
El pasado 29 de diciembre, tuvo lugar un suceso dramático de la crisis de Burundi, cuando fue asesinado, Mons. Michael Aidan Courtney, Nuncio Apostólico en Burundi, en una emboscada en la carretera a 50 km de la capital, Bujumbura.
La guerra civil en Burundi estalló en 1993. El conflicto afecta, por un lado al ejército gubernativo controlado por la minoría Tutsi y por otro, a diversos grupos de guerrilla Hutu, la etnia mayoritaria del país. En la base del conflicto se encuentra la petición de una mayor representación de los Hutu en las instituciones estatales del país. El 8 de octubre del 2003, el Presidente burundés Domitien Ndayizeye y Pierre Nkurunziza, líder del FDD (Fuerzas para la Defensa de la Democracia), el principal grupo de guerrilla del país, firmaron en Pretoria (Sudáfrica), un importante acuerdo que pone fin a las hostilidades entre el ejercito gubernativo y el FDD. (LM) (Agencia Fides 13/1/2004 Líneas: 43 Palabras: 580)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network