http://www.fides.org

Asia

2003-12-16

ASIA/INDIA - LÍDERES CATÓLICOS REPRESENTANTES DE ASOCIACIONES Y MOVIMIENTOS PARA LOS DERECHOS HUMANOS UNIDOS EN UNA ESTRATEGIA DE PAZ EN LA INDIA NORORIENTAL

Guwahati (Agencia Fides) – Promover un esfuerzo continuo para bloquear la violencia étnica que envuelve desde hace tiempo a la región de la India Nororiental, en particular a los Estados de Assam, Nagaland, Manipur y Meghalaya, donde en las últimas semanas se han registrado centenares de víctimas. Con este fin se han reunido recientemente en Guwahati unos 100 delegados de siete Estados de las región (líderes civiles y responsables de las iglesias locales, asociaciones y movimientos por los derechos humanos), en representación de unas 300 comunidades de distintas etnias.
El encuentro organizado por los salesianos del Don Bosco Youth and Education Service, en colaboración con la Amity Foundation, intentaba estudiar estrategias para devolver la paz y la armonía a la martirizada región, afectada en la actualidad por la pobreza, paro y miseria. La reunión, en la que han participado estudiantes, periodistas, intelectuales y líderes civiles, académicos y religiosos concluyó con una marcha por la paz por las calles de Guwahati en la que participaron unas 3.000 personas.
Hablando al auditorio, el P. salesiano V. Thomas dijo: “Tenemos la obligación de convertirnos en agentes de paz y reconciliación Nosotros podemos ayudar a los nuestros a decir ‘No’ a la violencia”.
Mons. Thomas Menamparampil, Arzobispo de Guwahati, que trabaja directamente por la paz entre los grupos en lucha étnica, animó a los presentes afirmando que “la paz es posibles y es deber nuestro obtenerla. La historia humana no está hecha sólo de guerra, también de esfuerzos y colaboración por construir grandes civilizaciones pacificas”. El Arzobispo señaló la necesidad de adoptar medios no violentos porque “toda vida tiene un valor”.
En un comunicado conclusivo enviado a la Agencia Fides, los participantes en el encuentro denominado “Iniciativa de Paz” afirman que “la rica diversidad étnica de la región es un valioso recurso: hay que reconocer las esperanzas y aspiraciones de cada comunidad y su deseo de paz y desarrollo”. El comunicado señala la necesidad de un gobierno transparente y construir una red de asociaciones y movimientos laicos y religiosos que puedan promover la paz a todos los níveles para que lleven a cabo el desarrollo.
(PA) (Agencia Fides 16/12/2003 Líneas: 33 palabras: 372)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network