http://www.fides.org

Asia

2003-11-07

ASIA/SRI LANKA - “LA CRISIS EN SRI LANKA ES UNA CUESTIÓN DE BÚSQUEDA DEL CONSENSO POLÍTICO Y AMENAZA CON ASUMIR VALORES RELIGIOSOS”. AUTORIZADOS ANALISTAS DE LA IGLESIA LOCAL INFORMAN A LA AGENCIA FIDES

Colombo (Agencia Fides) – En la actual crisis de Sri Lanka existe el riesgo de un peligroso cruce entre política y religión. Así lo afirman a la Agencia Fides autorizados analistas católicos locales, profundos conocedores de la situación, que prefieren mantener el anonimato. Las fuentes de Fides han subrayado que el proceso de paz ha sido influenciado por la búsqueda de consenso político de los dos personajes que están al frente, la Presidenta Chandrika Kumaratunga y el Primer Ministro Ranil Wickremesinghe.
Una fuente de la Agencia Fides en Colombo explica: “Numerosas comunidades budistas, monasterios y representantes de relieve, miran con desconfianza el proceso de paz. No quieren hacer concesiones a los tamiles (de religión hindú), quieren preservar una integridad singalesa y budista en el país y amenazan con ser un gran obstáculo a la paz . La Presidenta Kumaratunga quiere aprovechar esta posición budista para sacar una ventaja política personal y obtener de nuevo la mayoría en el Parlamento. El riesgo es que esto influya en el conflicto con valencias religiosas”.
Mientras llega la noticia de la revocación del estado de emergencia, la fuente de Fides confirma la existencia de un clima de incertidumbre en el país, incluso entre la gente común: “Por una parte el proceso de paz tiene una cierta popularidad en cuanto que la gente, después de más de un año de tregua, ha vuelto a saborear la serenidad y ha reemprendido la vida social y económica. Por otra parte las heridas dejadas por 17 años de conflicto son profundas y la reconciliación entre los grupos étnicos de singaleses y tamiles es difícil. Mientras tanto los tamiles aguardan para ver qué ocurrirá. Su propuesta es clara, y va en dirección de una autonomía en un cuadro federal”.
La Iglesia Católica, añade este autorizado analista contactado por Fides, ha actuado siempre de puente entre el norte y el sur y continua haciéndolo hoy: “Gracias al hecho de que hay católicos entre los unos y los otros, la Iglesia ha conseguido en tantos años de guerra civil a mantener un equilibrio, y a empujar fuertemente hacia la reconciliación y la paz entre cingaleses y tamiles”.
Este análisis es compartido por un misionero, comprometido desde hace años por la justicia y la paz, que afirma en un coloquio con Fides: “La agenda política de los protagonistas podría obstaculizar fuertemente el proceso de paz comenzado hace un año. La Presidenta quiere recuperar el consenso político y, por lo tanto, juega la carta de alzarse como valeroso bastión de la identidad singalesa y budista del país, afirmando no querer hacer demasiadas concesiones a los tamiles. No todos, en cambio, consiguen ver el proceso de paz como volante para el arranque económico y social del país, así como una recuperación de la imagen en la escena internacional. Muchos están todavía cerrados en la lógica de las barricadas entre dos diversos grupos étnico-religioso. Y en este cuadro tiene un peso enorme la lobby militar, que no está, ciertamente, a favor de la paz”.
La Constitución de Sri Lanka reconoce al budismo una posición preeminente, pero garantiza el derecho de los miembros de otras confesiones para practicar la propia religión libremente. El 18% de los 20 millones de ciudadanos de Sri Lanka son tamiles de religión hindú. Los cristianos son el 9%, igual porcentaje que los musulmanes.
(PA) (Agencia Fides 7/11/2003 Líneas: 43- Palabras:584)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network