AMÉRICA/ARGENTINA - Foro interreligioso G20: las religiones aportan alma al desarrollo

martes, 9 octubre 2018 diálogo   ecumenismo   economía   política   política internacional   comunidades religiosas  

Buenos Aires (Agencia Fides) - El Foro Interreligioso del G20 ha registrado una gran cantidad de propuestas temáticas y una participación sin precedentes de las autoridades políticas. Las religiones ayudarán a “poner alma a la consecución de los objetivos de desarrollo de la ONU 2030”. Es lo que destaca, en conversación con la Agencia Fides, la profesora Cristina Calvo, directora del programa “Democracia, sociedad y nuevas economías” de la Universidad de Buenos Aires, consultora de Cáritas América Latina y miembro de la Conferencia Mundial de Religiones por la Paz (WCRP). El profesora Calvo hace un balance del evento, titulado “Construyendo un consenso para un desarrollo justo y sostenible”, que reunió por primera vez del 26 al 28 de septiembre al grupo “Ética y economía” y las organizaciones que conforman el “G20 interreligioso”. Calvo señala cómo la unión de dos caminos (el primero, con componentes académicos y económicos, el segundo, corte interreligioso y social) permitió una discusión útil sobre temas como la libertad religiosa, la movilidad humana, la justicia ambiental, la economía, las finanzas, el desarrollo humano, la responsabilidad corporativa o la lucha contra el crimen organizado, todo ello con bajo el prisma del desarrollo sostenible. Esto permitió “intercambiar visiones y buenas prácticas” gracias a la presencia de las autoridades nacionales argentinas, como la vicepresidenta Gabriela Michetti, dos ministros y dos subsecretarios.

Las propuestas del Foro se harán próximamente a los gobiernos del G20. Según Elena López Ruf, de la ONG ecuménica argentina CREAS, el trabajo realizado en Buenos Aires permitió a las organizaciones participantes establecer “alianzas estratégicas”. Importante es la presencia de “decisión makers de varios países que han podido interactuar directamente con organizaciones de la sociedad civil y organizaciones religiosas que operan en sectores tales como la educación, la atención médica o las emergencias humanitarias, como la de los refugiados”.

Calvo y López Ruf reconocen el papel de liderazgo mundial del Papa Francisco y la encíclica Laudato Sì, que “es un marco de referencia reconocido por los actores sociales, académicos y la administración pública mucho más allá de las opciones de fe”, afirma Cristina Calvo.
Mientras que el G20 interreligioso une a las organizaciones religiosas mundiales, el Grupo “Ética y Economía” está compuesto por diferentes organizaciones latinoamericanas y no latinoamericanas (entre otras, Cáritas, Celam, Alianza de Iglesias Presbiterianas y Reformadas, Programa de las Naciones Unidas para Desarrollo, Banco Interamericano de Desarrollo).
(SM) (Agencia Fides 09.10.2018)


Compartir: