VATICANO - “Sacerdotes y religiosos de Mongomo, ¡levantaos y caminad en y con vuestra Iglesia!” exhorta el Card. Filoni

martes, 23 mayo 2017 iglesias locales   filoni   sacerdotes   religiosas  

Mongomo (Agencia Fides) – “Mi presencia entre vosotros es manifestación de la solicitud del Santo Padre y de la Iglesia Universal hacia la Iglesia-Familia de Dios. Por eso, deseo manifestaros en persona el apoyo de mi afecto y de mi oración en este largo y bello camino que debéis recorrer para realizar el objetivo para el cual el Santo Padre ha aprobado la creación de vuestra diócesis, respondiendo a la petición de los obispos de Guinea Ecuatorial”. Con estas palabras ha comenzado su discurso el Prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, el Card. Fernando Filoni, en el encuentro con los sacerdotes, los religiosos y las religiosas de la nueva diócesis de Mongomo, en la tarde del 22 de mayo (véase Fides 17/5/2017).
El Prefecto del Dicasterio Misionero ha subrayado en su discurso: “Os corresponde a vosotros el gran reto de poner en marcha la nueva diócesis, de levantar las estructuras necesarias para la organización pastoral y administrativa. Más allá de las estructuras, esta nueva diócesis necesita que se le infunda un espíritu. Sin el espíritu misionero, las estructuras, por muy bien organizadas que estén, no podrán hacer que se desarrolle una Iglesia auténticamente misionera”. Como enseña el apóstol San Pablo, la vida espiritual del sacerdote y del religioso “debe ser animada y guiada por el Espíritu de Dios”, luego el Cardenal ha manifestado que “la santificación del sacerdote consiste, sobre todo, en su relación íntima y profunda con Jesús, Cabeza y Pastor de la Iglesia” y ha recordado: “Estáis llamados a vivir el compromiso del Evangelio siguiendo a Cristo casto, pobre y obediente”.
Luego el Cardinal ha recordado a todos, sacerdotes, religiosos y religiosas, que deben comprometerse por la nueva diócesis: “La participación de todos vosotros, en cuanto que sois primeros colaboradores del obispo, es indispensable para poner en marcha y llevar adelante la diócesis. Os exhorto a vivir vuestra identidad y vuestro ministerio sacerdotal en plena comunión con el obispo que el Señor ha elegido y establecido como Padre y Pastor de esta Iglesia. Amad a la diócesis. Estad dispuestos a colaborar con fidelidad y generosidad en la vida y en la pastoral diocesana, poniendo en común vuestras cualidades sacerdotales y pastorales, así como vuestras capacidades organizativas. Sentíos todos plenamente responsables de dar impulso a la nueva diócesis y de asegurarle una buena guía pastoral ”.
Después de citar algunos comportamientos que “reducen la eficacia de la acción pastoral y ofuscan la imagen del sacerdote como custodio del rebaño de Dios, y la imagen del religioso o de la religiosa como testimonio de Cristo casto, pobre y obediente”, el Card. Filoni ha especificado que “un sacerdote y un consagrado deben ser personas enamoradas de Cristo. La autoridad moral y la autoridad que sostiene el ejercicio de vuestro ministerio y de vuestro apostolado, podrán venir solamente de vuestra santidad de vida… En consecuencia, debéis vivir fielmente y con alegría vuestra identidad sacerdotal y religiosa. Esta fidelidad se refiere tanto a la pobreza, como a la obediencia, como a la castidad”.
Deteniéndose sobre estos tres aspectos, el Cardenal ha dicho entre otras cosa: “La verdadera pobreza nos enseña a ser solidarios con nuestro pueblo, a saber compartir con caridad. Esta se manifiesta también en una sobriedad de vida y nos pone en guardia contra los ídolos materiales, que ofuscan el sentido auténtico de la vida”. “La obediencia a Dios pasa también a través de las mediaciones humanas. La voluntad de Dios se autentifica en la Iglesia. Por favor, obedeced a vuestro obispo como a vuestro padre. La obediencia es una vida en la lógica del Evangelio”. “La castidad debe ser 'fecunda',es decir se debe traducir en la paternidad y maternidad espiritual; y en comunión y colaboración”.
El encargo dado a los sacerdotes y religiosos de Mongomo ha sido muy claro: “Anunciad a vuestros hermanos la Palabra de vida. Pero esto solo es posible si vuestra Iglesia está en estado permanente de misión, es decir, no se trata de una estructura burocrática para organizarse la vida…Queridos sacerdotes y religiosos, ¡levantaos y caminad en y con vuestra Iglesia!”. (SL) (Agencia Fides 23/5/2017)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network