ASIA/IRAQ - La Iglesia caldea: dolor y consternación por las víctimas inocentes de Mosul; que se respeten al menos las “leyes” de la guerra

lunes, 27 marzo 2017 iglesias orientales   guerras   yihadistas  

slate.com

Mosul (Agencia Fides) – Las masacres de civiles inocentes que están marcando las operaciones militares en curso para liberar Mosul de la ocupación de los yihadistas del Estado Islámico (Daesh) han causado “profundo dolor y consternación” entre la Iglesia caldea. En un comunicado difundido por los canales oficiales del Patriarcado caldeo, se hace mención de al menos 500 víctimas inocentes caídas en los últimos días a causa de los combates, y se recuerda a todas las fuerzas militares que participan en la ofensiva por la liberación de Mosul que al menos respeten las normas y procedimientos reconocidos internacionalmente para reducir al mínimo la pérdida de vidas humanas en los conflictos.
En el documento, recibido en la Agencia Fides, el patriarcado caldeo refiere que está realizando un seguimiento atento de la evolución de la intervención militar conjunta para liberar Mosul; además expresa su agradecimiento por el sentido de sacrificio de los soldados iraquíes y de satisfacción por el avance de las fuerzas militares iraquíes en los barrios de la segunda ciudad de Iraq, en manos de los yihadistas durante casi tres años. Al mismo tiempo, el texto publicado por el Patriarcado caldeo, expresa “tristeza y consternación” por “las más de 500 víctimas inocentes” de los últimos días causadas por las incursiones y operaciones efectuadas por la coalición anti-Daesh.
El Patriarcado caldeo también hace saber que se han activado comités eclesiales locales, encargados de prestar asistencia alimentaria a las multitudes de refugiados que huyen de Mosul. Y, sobre todo, llama a todos a respetar las leyes de la guerra y todas las restricciones morales y religiosas impuestas para proteger y defender las vidas inocentes, incluso en los escenarios de guerra.
El mensaje, firmado por el patriarca caldeo Louis Raphael I Sako, termina invocando a Dios Todopoderoso para que “custodie Iraq y acelerar el retorno de la seguridad, la paz y la estabilidad”.
Ayer, domingo 26 de marzo, el Ejército de Estados Unidos reconoció su responsabilidad en el ataque aéreo contra Mosul que el pasado 17 de marzo, en lugar de golpear posiciones yihadistas, causó la muerte de 150 civiles inocentes y de activistas de los derechos humanos, incluidas mujeres y niños. (GV) (Agencia Fides 27/3/2017).


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network