ÁFRICA/EGIPTO - Inicia el retorno de los coptos huidos del Norte del Sinaí. El obispo Kosman desmiente los nuevos ataques a sacerdotes

lunes, 27 marzo 2017 iglesias orientales   yihadistas   persecuciones   refugiados  

wataninet.com

Al Arish (Agencia Fides) - Comienzan a regresar a sus casas algunas de las familias coptas que en febrero habían huido del Norte del Sinaí - y sobre todo de la ciudad de Arish, capital de la gobernación - después de la serie de actos de violencia y asesinatos que estaba golpeando a la comunidad cristiana local. Ayer, domingo 26 de marzo, la noticia del inicio de un regreso del éxodo de los cristianos del norte del Sinaí fue confirmada por el mismo Anba Kosman, obispo de al Arish y del Norte del Sinaí. El obispo también ha declarado que en al Arish se celebra la misa todos los días y los sacerdotes se mueven libremente por la ciudad, aunque sirviéndose de la protección asegurada por las fuerzas de seguridad. El obispo ha negado los rumores – que han circulado en los últimos días en la red - de una supuesta “caza de sacerdotes” puesta en marcha por los grupos terroristas en la capital de la gobernación, confirmando que la situación general en cuanto a seguridad comienza a volver a la normalidad.
Según fuentes locales, fueron más de trescientas familias cristianas las que se marcharon de al Arish en febrero, después de que la secuencia de siete asesinatos ocurridos a finales de enero contra los cristianos coptos en el Norte del Sinaí (véase Fides 23, 24 e 27/2/2017).
La mayoría de los desplazados se había refugiado en la ciudad de Ismailia, a 120 km al este del Cairo. En esas semanas se registraron también tomas de posiciones significativas de varias instituciones islámicas sobre la nueva espiral de violencia contra los coptos egipcios. La Casa de la Fatwa (Dar al Ifta al Misryah), organismo egipcio presidido por el Gran Mufti de Egipto y encargado de difundir pronunciamientos de orientación y de disolver las dudas y controversias relativas a la aplicación de los preceptos del Corán, emitió un comunicado para condenar la cadena de asesinatos, haciendo hincapié en que la campaña orquestada por grupos yihadistas contra los cristianos nativos de Egipto tiene somo fin explícitamente el sabotear la unidad nacional. El portavoz de Al-Nur, el partido ultra-conservador salafista, también expresó públicamente su condena de los asesinatos selectivos de cristianos coptos, del norte del Sinaí, insistiendo en que “van en contra de las enseñanzas del Islam”.
El norte del Sinaí lleva años sufriendo las acciones violentas perpetradas por grupos yihadistas contra militares, policías y civiles.
Cuando la secuencia de asesinatos de cristianos en el norte del Sinaí ya había comenzado, algunos afiliados al auto-proclamado Estado Islámico (Daesh) difundieron un vídeo-mensaje en el que reivindicaban la nueva campaña de violencia dirigida contra los coptos, definidos por los yihadistas como “su presa favorita”. El vídeo-mensaje exaltaba la figura de Abu Abdullah al-Masri, el joven terrorista suicida que el pasado 11 de diciembre se hizo explotar en una iglesia de Botrosiya, en el complejo de edificios eclesiales adyacentes a la catedral copta-ortodoxa del Cairo, provocando la muerte de 29 personas. (GV) (Agencia Fides 27/3/2017).






Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network