ASIA - Se abre camino un modelo de empresa centrado en el ser humano, según la Laudato Sí

martes, 28 febrero 2017 iniciativa empresarial   empresa   economía   laudato si   derechos humanos   ambiente   sociedad civil   desarrollo sostenible  

Bangkok (Agencia Fides) – Son 22 los países asiáticos que han mostrado interés y se han unido a la iniciativa promovida por el Banco Mundial “Human centered business model: a holistic approach to a new model of doing business”. La iniciativa nace de la convicción de que la crisis trascendental actual exige soluciones innovadoras para combatir la desigualdad, el conflicto social, la contaminación, el agotamiento de los recursos naturales, el cambio climático y el deterioro de los paisajes urbanos y rurales. Todo ello son problemáticas muy presentes y discutidas en varios países asiáticos, donde las comunidades cristianas siempre han dado su contribución, sobre todo después de la publicación de la Encíclica Laudato si’.
El “Global Forum on law, justice and development”, de la Banca Mundial, ha promovido un nuevo modelo de hacer empresa, centrado en el ser humano, en sintonía con la urgencia de volver a pensar en las modalidades de producción, según la Agenda Onu 2030 para el desarrollo Sostenible. Esta agenda indica claramente “la necesidad de individuar modalidades socialmente responsables de producir y consumir, compatibles con la búsqueda de una ganancia justa pero también con la cohesión social y el respeto por el medio ambiente”.
Según la información de la Agencia Fides, el proyecto, que ha encontrado eco en los países asiáticos y ha ganado el interés de muchos líderes cristianos, tiene como objetivo contribuir a desarrollar y experimentar en el terreno un nuevo modelo de empresa económicamente sostenible, respetuoso de los derechos humanos, del medio ambiente y de las comunidades locales en las se introduce.
El proyecto pretende involucrar de forma activa a los actores institucionales y privados y se estructura entorno a seis pilares: seguir los principios-guía (producir en el respeto de los objetivos globales de desarrollo sostenible); crear nuevas formas jurídicas; elaborar modalidades innovativas de financiación y soluciones fiscales para sostener las empresas que adoptan este modelo; presentar políticas de empresa respetuosas de la legalidad y de los estándares ambientales y éticos; garantizar formación y sistemas de apoyo técnico especializados, en la fase de lanzamiento de las nuevas empresas, haciendo recurso a la colaboración con universidades, asociaciones profesionales, comunidades locales. (PA) (Agencia Fides 28/2/2017)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network