ASIA/LIBANO - Aoun ya casi es Presidente. La “satisfacción” del Patriarca maronita Rai

viernes, 28 octubre 2016 política   política internacional   iglesias orientales  

Facebook

Beirut (Agencia Fides) – Las calles de Beirut están llenas de carteles y fotografías con la imagen del ex general Michel Aoun, líder del Movimiento Patriótico Libre que se prepara para convertirse en el nuevo Presidente de la República Libanesa. Salvo sorpresas de última hora, el Parlamento del país de los cedros elegirá a Aoun como nuevo Jefe de Estado en la próxima votación para la elección del Presidente, prevista en la sesión del lunes 31 de octubre a las 11 de la mañana, hora local. “Los preparativos – como refiere a la Agencia Fides el sacerdote maronita Rouphael Zgheib, Director Nacional de las Obras Misionales Pontificias en Líbano - también se están realizando en la Baabda, el Palacio Presidencial, que se prepara para recibir a su nuevo inquilino y donde se están preparando para recibir a los medios de comunicación de todo el mundo para el inicio de un nuevo período presidencial. La única incógnita, vistas las controversias, está relacionada con la amplitud del consenso en torno a Aoun. Hay que ver si será elegido en la primera votación, cuando hacen falta dos tercios de los votos a favor, o en la segunda ronda, cuando simplemente servirá la mayoría”.
La elección anunciada de Aoun pondrá fin a más de dos años y medio de vacío presidencial, debido a los vetos y boicots mutuos de las partes que dominaban la escena política libanesa.
El final de la parálisis se debe a la convergencia alrededor de la candidatura de Aoun de los partidos más influyentes maronitas, sunitas y chiítas. El líder del Movimiento Patriótico Libre, el principal partido maronita, estará apoyado por los maronitas ex rivales de las Fuerzas Libanesas, por los chiítas de Hezbolá y por los sunitas del partido “Futuro”, dirigidos por Saad Hariri.
Precisamente ha sido el apoyo otorgado por “Futuro” (formación sunita en contacto con Arabia Saudita) a su ex enemigo político Aoun, lo que ha cambiado el equilibrio de poder, abriendo el camino al final de la parálisis institucional del Líbano. Sin embargo, se oponen a este “gran compromiso” los partidos de menor importancia, tales como la formación chiíta Amal – de la que forma parte del presidente del Parlamento, Nabih Berri - y los maronitas de Marada, el partido político al que pertenece Suleiman Franyieh, que también ha sido candidato a presidente.
El delicado sistema político libanés estipula que el puesto de Jefe de Estado esté ocupado por un cristiano maronita. A nivel geopolítico, la elección inminente de Aoun puede leerse como un signo de la disminución de la influencia de Arabia Saudita en el cuadrante de Oriente Medio.
Ayer por la tarde, en una recepción celebrada en el Casino du Liban por el Centro Católico de Información, el patriarca maronita Bechara Rai expresó su satisfacción por la próxima elección de un “presidente fuerte”. El primado de la Iglesia maronita manifestó su elogio hacia el ex primer ministro Saad Hariri, haciendo hincapié en que la elección hecha por el líder del partido “Futuro” ha salvado al Líbano del riesgo de caer en un abismo.
“El Patriarca”, explica a la Agencia Fides el padre Rouphael Zgheib, “siempre ha insistido en la urgencia de poner fin al vacío presidencial, fuese quien fuese el candidato capaz de reunir el consenso necesario, porque es la única manera de que todas las instituciones puedan salir de la parálisis y empezar de nuevo a funcionar según lo previsto por la Constitución”. (GV) (Agencia Fides 28/10/2016).


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network