ASIA/IRAQ - El Patriarca caldeo: "Que la liberación de Mosul no se convierta en ocasión para desmembrar la unidad iraquí"

martes, 11 octubre 2016 yihadistas   guerras   sectarismo  

tpi.it

Mosul (Agencia Fides) – Mientras se multiplican las advertencias de un ataque inminente para liberar la ciudad de Mosul del dominio de los yihadistas del Estado Islámico (Daesh), el patriarca caldeo Louis Raphael I Sako hace un llamamiento a todos los iraquíes a resistir a las fuerzas centrífugas, que dañan la unidad nacional, y que podrían desencadenarse entre las fuerzas que componen el variopinto frente anti-yihadista después de la posible derrota del Califato islámico. En las “circunstancias excepcionales y difíciles en las que vivimos”, mientras “se refuerzan las voces de la intransigencia, de la división y de la dispersión”, se lee en el comunicado dado a conocer por el Patriarca y recibido en la Agencia Fides, no hay que olvidar que “somos una familia a pesar de las diferencias de pertenencia”.
La situación de emergencia llama a los habitantes de Mosul y de toda la región, y en primer lugar a los líderes de las fuerzas políticas, a asumir “su responsabilidad histórica, moral y nacional”, con el fin de construir una relación adecuada con la patria común y con toda la comunidad internacional, dejando de lado las disputas, renunciando “a las ventajas de parte y al espíritu de partido” para proteger “el interés nacional iraquí por encima de todo”, para poder abrir “vías concretas para la reconciliación” en las comunidades desgarradas por el odio y la violencia.
La finalidad, añade el primado de la Iglesia caldea, es “promover que la pluralidad democrática pueda echar raíces”, así como promover también la protección de los derechos civiles y la preservación de la paz, en beneficio de los pueblos de la región y en el interés de toda la comunidad internacional. El llamamiento del Patriarca Sako concluye con una invocación a Dios Omnipotente, para que se ponga fin a los sufrimientos del pueblo iraquí y se conserve “la unidad de nuestro país”.
En las consideraciones expresadas por el patriarca caldeo en su llamamiento se percibe la preocupación por el aumento de las disputas políticas, geo-políticas y sectarias entre los diferentes actores militares, nacionales y étnico-religiosos, sobre la futura estructura política de la región de Mosul y de la provincia de Nínive, tras la eventual derrota del Califato. (GV) (Agencia Fides 11/10/2016)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network